Una residente de Topete grabó con su móvil el momento en que Galcerán abandonaba el bar donde mataron a un dominicano en enero. Uno de los habituales del local se enfrentó a la vecina, para que dejara de filmar. Ambas mujeres se intercambiaron reproches. - ABC

TetuánGuerra a los «after hours» ilegales del Barrio Latino

El Consejo de Seguridad analizará el día 25 la problemática delictiva de esta zona de Tetuán

MadridActualizado:

La situación en el Barrio Latino de Tetuán no mejora. Todo lo contrario. Uno de los principales focos la problemática radica, como ya denunció ABC, en los bares-restaurantes que funcionan como «after hours» ilegales. Dos de ellos son especialmente conflictivos. Ambos se encuentran en la calle de Topete, la más victimizada. El Caracol acumula ya una treintena de expedientes sancionadores de la Policía Municipal. Estuvo cerrado menos de dos meses, hasta que a finales de verano fue reabierto. Entre sus irregularidades, destaca la falta de insonorización y se han hecho redadas en busca de drogas en varias ocasiones.

El otro es el que hasta hace poco se llamaba Azúcar Drink Billar. A sus puertas murió de dos tiros Alexander del Villar Reinoso, alias «Velo Velo», dominicano de 24 años y líder de la banda latina de los «trinitarios».

Precisamente, es ese e el que visitó el pasado jueves por la noche la concejal del distrito, Montserrat Galcerán, para conocer, entre otra serie de asuntos, si el propietario sigue siendo el mismo que entonces y en qué situación jurídica se encuentra.

Según apuntan varias fuentes, pesa sobre este local una orden de clausura por sus numerosos incumplimientos de la ordenanza municipal. Sin embargo, el dueño recurrió ante los juzgados y el magistrado emitió una medida cautelar por la que aún no puede cerrarse, hasta esclarecerse todas las posibles irregularidades.

Los vecinos están más que hartos de la «ley de la selva» que impera en esa zona de Tetuán. El próximo 25 de octubre, se reunirá el Consejo de Seguridad del Distrito y buena parte versará sobre cómo atajar el problema de estos «afters» (abren a una hora que deberían estar cerrados, sirviendo copas y poniendo música a gran volumen);pero también la instalación de cámaras de videovigilancia y una mejor ilumación. Un detalle:en la calle de Tenerife no es que no haya luz, es que prácticamente no hay ni una farola. Y allí es donde los toxicómanos que acuden a Bellas Vistas (nombre oficial del barrio) a comprar estupefacientes van a pincharse, en plena vía pública.

Algunos vecinos denunciaron ante ABCque Galcerán estuvo esa noche cenando en el Azúcar Drink. Pero desde el distrito niegan este extremo y aclaran que aquel jueves se celebró una reunión de la Universidad Popular de Bellas Vistas, hasta las nueve y media de la noche. Y que luego, acompañada del cónsul de la República Dominicana; el presidente de la Asociación de Vecinos de Cuatro Caminos, y varios vocales de otros partidos, como el PP. El motivo de que estuvieran allí, aseguraron, era conocer de primera mano la problemática y aclarar los aspectos supuestamente ilegales que rodean este local: «El cierre de los locales investigados es complejo, porque la burocracia permite una rápida apertura del negocio, pero es muy complicado clausurarlo».

Lo que sí es cierto es que hubo momentos de tensión cuando una vecina se acercó a la puerta del bar a grabar la salida de la edil de Ahora Madrid y uno de los dominicanos presentes se fue hacia ella, para evitar que captara la secuencia con su teléfono móvil. Galcerán se molestó porque la vecina la grabara. No es la primera vez que ambas tienen un desencuentro. La ciudadana se queja de que en algunos Plenos, la concejal ha tenido un trato despectivo hacia ella.