Vea en el vídeo la brutal pelea con tres heridos graves a la salida de una discoteca en Cornellá
Batalla campal a patadas y palos

Un suicidio tras la violenta trifulca entre radicales en Cornellá

La Policía investiga si el muerto de Ciudad Lineal vino huyendo de Barcelona «por no soportar la presión»

MadridActualizado:

La Policía Nacional ha abierto una investigación para tratar de esclarecer si el hombre que se suicidó la madrugada del pasado miércoles al arrojarse al vacío de espaldas, desde el undécimo piso de una vivienda situada en el distrito madrileño de Ciudad Lineal, estuvo implicado en la violenta trifulca que se produjo en Cornellá de Llobregat (Barcelona) el fin de semana anterior, a la salida de una discoteca.

Al parecer, fuentes del entorno del fallecido habrían explicado que este había venido a Madrid huyendo, «por no soportar la presión, al saber que le buscaban por lo sucedido a la salida del local de copas». Fue el pasado sábado 7 de abril a las puertas de Phant, situado en el conflictivo barrio de Can Espinós de Gavà, conocido por ser el supermercado de la droga de la Ciudad Condal.

Las brutales imágenes grabadas por los testigos se difundieron por los medios de comunicación y por las redes sociales. En ellas se ve cómo tras desatarse una monumental pelea entre dos grupos, uno de ellos, al grito de «Boixos Nois», arremete a patadas y palos contra otros jóvenes, estos últimos de etnia gitana.

La virulencia de ataque fue tal que los agresores siguieron golpeando a sus «rivales», incluso estando ya en el suelo. Tres chicos del segundo grupo resultaron heridos graves; uno de ellos permanece en estado crítico a causa de las patadas que le dieron en la cabeza. Los Mossos d’Esquadra han detenido por ahora a uno de los agresores, un chico de 19 años, informa Ep.

El fallecido, que dejó una nota de despedida, se lanzó de espaldas desde un undécimo piso. Un seto le provocó cortes

Entretanto, respecto al hombre que se suicidó en Ciudad Lineal, se trataría de un varón español de unos 30 años. Estaba indocumentado cuando fue encontrado muerto tras precipitarse, supuestamente, desde un undécimo piso en el número 79 de la calle Elfo.

En la inspección ocular, los agentes encontraron su chaqueta, una nota de despedida y fotos de carné que corresponderían a uno de los participantes en la trifulca de Cornellá. Se le practicó la necropsia la semana pasada y se espera que su identidad se confirme en las próximas horas.

El informe preliminar de la autopsia indicó que su muerte era compatible con una precipitación, mientras que las lesiones halladas en la espalda y brazo se corresponderían con el impacto del cuerpo contra un seto, que amortiguó el golpe, y el suelo.

En un primer momento se barajó la posibilidad de que la víctima hubiera sido apuñalada, ya que el cadáver presentaba dos heridas en la espalda y una tercera en un brazo, que parecían de arma blanca. Fue por esta razón por la que el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional se hizo cargo de la investigación. Ahora falta por probar su identidad y su relación con la batalla campal, cuyo origen se vincula con asunto relacionado con drogas aunque no se descartan otras hipótesis.