El sentido único para los peatones será solo en los accesos a Preciados y el Carmen

Las restricciones a los viandantes en estas dos céntricas calles tendrá señalización luminosa

MadridActualizado:

El Ayuntamiento de Madrid matizó este jueves que el sentido único que se implantará a los peatones en las calles de Preciados y del Carmen no será en el interior de estas vías, sino en los accesos. La portavoz municipal, Rita Maestre, salió al paso de la polémica generada y aseguró que «no habrá que ir en fila india»: «Sentido único no quiere decir que se limite la movilidad dentro, es en accesos y salidas».

El control a los viandantes, que como la restricción al tráfico también comienza hoy, aunque a partir de las 17.30 horas, se aplicará los días de grandes aglomeraciones de público. En principio, será los viernes, sábados, domingos, festivos y vísperas. Así, la medida supone que solo se podrá acceder a la calle de Preciados desde la Puerta del Sol, mientras que la del Carmen solo se entrará desde la plaza de Callao. En estos puntos habrá vigilancia policial y señales luminosas para indicar el sentido.

La limitación de aforo, no obstante, no se reduce a estas dos calles y se aplicará también en la plaza de Celenque, en la parte trasera de El Corte Inglés, donde se ubica el espectáculo infantil Cortylandia. Dos minutos antes de que concluya la actuación, se prohibirá el acceso a la calle del Arenal desde la Puerta del Sol, también para evitar dos grandes grupos de gente en sentido contrario.

Como ya ocurrió en años anteriores, la boca de Metro de la calle de Mayor y la cúpula de Renfe –en Sol– serán solo de salida y no aceptarán la entrada de viajeros. Maestre detalló ayer, tras la Junta de Gobierno, que este dispositivo será el general para esta Navidad; el concreto para las preuvas, uvas y la Cabalgata de Reyes se presentará la semana que viene junto a la Policía Nacional.

Líneas de la EMT restringidas

Las restricciones en la Puerta del Sol obliga a varias líneas de la EMT a modificar su itinerario los mismos días en los que se aplican los controles a los peatones. Las líneas 3, 50 y 51 no pasarán por la céntrica plaza entre hoy y el próximo 5 de enero entre las 13.30 y las 22 horas. La 3, que conecta Puerta de Toledo y San Amaro, cambia su ruta desde Bailén a la plaza de España, Gran Vía, Alcalá, Sevilla y Carrera de San Jerónimo.

La línea 50, que une Sol y la avenida del Manzanares, los autobuses circularán desde la calle de la Colegiata a la plaza de Tirso de Molina, calle del Doctor Cortezo, Jacinto Benavente y Atocha. Quedarán sin servicio las paradas de la calle de Carretas y Jacinto Benavente. La 51, en cambio, que une Sol y Perú, no parará en las calles de Alcalá con Sol y en la de la Carrera de San Jerónimo con Canalejas.