Madrid

¿Por qué ha saltado el dióxido de nitrógeno en mitad de un puente y después de las lluvias?

La activación del protocolo el fin de semana pasado fue sorprendente, habida cuenta de que el nivel de tráfico se presupone más bajo durante estos días

Uno de los parquímetros desactivados por la contaminación
Uno de los parquímetros desactivados por la contaminación - JAIME GARCÍA

La activación del protocolo el fin de semana pasado fue sorprendente, habida cuenta de que el nivel de tráfico se presupone más bajo durante estos días. No obstante, que los niveles se hayan disparado esconde una explicación: este plan es más restrictivo que su antecedente y las condiciones meteorológicas son propicias en esta época del año para el repunte del dióxido de nitrógeno (NO2).

En el protocolo elaborado por el Gobierno de Ana Botella, que fue el que se aplicó en noviembre y diciembre del año año pasado, el límite para que saltara el nivel de Preaviso era alcanzar los 200 microgramos de NO2 en dos estaciones de una misma zona; pero con la nueva norma basta con que dos estaciones hagan los propio pero con un límite de 180 microgramos por metro cúbico. En el caso de Aviso, antes se necesitaba un pico de 250 microgramos en dos estaciones durante dos horas; pero ahora se reduce a 200 microgramos.

Los nuevos márgenes, sin duda, aceleran la puesta en marcha, pero también las condiciones climáticas influyen. Los episodios de estabilidad atmosférica son fundamentales para la proliferación del NO2. Pese a que este mes se rebasaron cuatro veces los índices de polución, las lluvias y el viento ligero frenaron el protocolo. No obstante, ambas factores ya están borrados totalmente.

Esta época del año es especialmente prolífica para que se dispare este contaminante, merced a un fenómeno atmosférico denominado inversión térmica. Este consiste en que el aire contaminado, más frío, no puede subir por una barrera térmica de calor en la superficie, acumulándose durante días y sin limpiarse por la lluvia o el viento. Es lo que comúnmente se denomina como «boina», muy visible desde el exterior de las grandes ciudades.

Esto es exactamente lo que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) considera como condiciones «desfavorables». Es un requisito indispensable de este nuevo protocolo contra la contaminación de NO2 que para activarse debe contar con la aprobación de la Aemet. Para esta semana, la previsión es que se mantenga el tiempo actual hasta el fin de semana, como mínimo.

Toda la actualidad en portada

comentarios