Inés Sabanés, en rueda de prensa en el Palacio de Cibeles
Inés Sabanés, en rueda de prensa en el Palacio de Cibeles - MAYA BALANYA

Sabanés no niega el expediente amañado para justificar la compra de Bicimad

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad se escuda en que la empresa pública de la EMT se rige por el registro mercantil para no hacer pública la auditoría que avala que el coste de 10,5 millones de euros

MadridActualizado:

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad en el Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, ha comparecido este jueves junto a la portavoz municipal, Rita Maestre, tras la Junta de Gobierno. Sobre la información que publica ABC este jueves acerca del presunto amaño del expediente que validaba el precio que se pagó por la cesión del contrato de Bicimad, la también presidenta y consejera de la EMT, Sabanés, no ha negado su existencia. Se ha reafirmado en su declaración de noviembre de que el rescate del negocio fue correcto: «Mantengo claramente que no ha habido irregularidades en todo el proceso de Bicimad».

El documento que reproduce este diario se ve modificado desde que el Ayuntamiento se lo entrega a ABC en noviembre -siempre por la vía de la transparencia- hasta el que ha podido comprobar estos días. En el primero no aparecía ni membrete, ni fechas, ni sellos, ni firmas avaladas por un técnico. En el nuevo, se incluye como autor a la EMT, se pone la fecha a 8 de septiembre de 2016 -días antes de que se produzca la cesión- y lo firma el director financiero de la EMT, José David Pérez Moncada. El error más grave de este documento es que este funcionario no era director en esa fecha, ya que el departamento se crea seis meses más tarde en el consejo de la EMT, lo que da a entender que se ha falseado.

«No tengo nada que decir»

Sobre este extremo, Sabanés no ha hecho ninguna declaración. «No tengo nada que decir. He dicho que creo que todo el procedimiento que ha regulado todas nuestras informaciones con respecto a Bicimad es correcto. La auditoría posterior se hace porque como se está poniendo en tela de juicio la solvencia de una empresa que está trabajando con carácter internacional y que ha tenido y ha demostrado no sólo con este gobierno si no a lo largo del tiempo una solvencia incuestionable, pues por si quedara alguna duda se encarga este contraste», ha declarado.

La delegada ha hecho una exposición donde ha ensalzado las bondades de la gestión de la EMT con el negocio de la bici y se ha escudado en la personalidad jurídica de la empresa para no hacer públicos los informes de las auditorías que justificaban que Bicimad valía 10,5 millones de euros, pese al desgaste del sistema y las grandes pérdidas que asumía mensualmente, 300.000 euros.

«Como Presidenta y consejera de la EMT tenemos unas obligaciones de reserva siempre que nunca signifiquen un prejuicio para la propia EMT. Me voy a limitar a hacer unas valoraciones por mi condición que me obliga personal, política y penalmente a tener la obligación de reserva, de prudencia. Es una empresa mercantil en forma de sociedad anónima cien por cien municipal y como empresa mercantil está sujeta al derecho mercantil, fiscal, contable de aplicación a las sociedades anónimas», ha subrayado. Entre medias ha recordado la situación «terrorífica» que se encontarron cuando llegaron a Cibeles y se toparon con Bicimad. «Fue una situación totalmente incontrolable que ponía en riesgo el desarrollo de ese servicio y por tanto nosotros empezamos conversaciones como nos exigían los grupos municipales y la ciudadanía para poner una solución a una situación que nos abocaba a que el servicio no se pudiera mantener y desapareciera de la ciudad», ha reconocido.

Todo ello para zanjar el asunto con la exención que le permite la figura mercantil de la EMT a la hora de aclarar las cuentas a la ciudadanía: «No estamos sometidos ni a las leyes de procedimiento administritivo, ni a las leyes de haciendas locales, ni a las leyes de bases de régimen local, ni se funciona en las empresas con los modelos de expedientes que todos estamos acostumbrados a manejar en el ámbito del Ayuntamiento de Madrid -en relación a que tampoco figure la fecha de entrada de registro en el nuevo informe-. Hay múltiples documentos que avalan tanto la viabilidad, como el precio, como lo que costaba todo el material, como las expectativas de futuro, como el coste, que parten de muchísimas valoraciones que se hacen con las auditorías de la empresa, con el propio conocimiento que tenemos del sector».

Para Sabanés, si hay algo que se tenga que aclarar, ha dicho, «será en el consejo de la EMT» y la comisión delegada. Es posible que también en los tribunales, según ha anunciado hoy el portavoz municipal del Partido Popular, José Luis Martínez-Almeida, que incluirá la información que hoy saca ABC en su querella.