Acceso a un local de fiestas sexuales
Acceso a un local de fiestas sexuales - ABC
Madrilánea

La ruleta rusa del sida: alerta por los maratones de sexo en Madrid

Los profesionales de la salud piden una respuesta institucional para frenar el auge de estas fiestas de más de 48 horas de sexo y droga

MadridActualizado:

Las orgías con drogas no son nuevas. Lo novedoso es que estas prácticas estén relacionadas con el auge de los nuevos contagios de VIH. Las «Chemsex», fiestas de moda donde se mezclan drogas y sexo, son actualmente un problema para la salud pública.

En la Comunidad de Madrid un 80% de los diagnósticos de VIH del último año han tenido origen en relaciones sexuales bajo el efecto de las drogas. Así lo explica el director del Centro Sanitario Sandoval, Jorge del Romero, situado en el corazón de la capital. Una clínica de referencia a nivel europeo que realiza en torno a 250 pruebas gratuitas de VIH al día y alcanza las 27.000 consultas al año.

Los casos de VIH están disminuyendo, pero la aparición del fenómeno del «chemsex» provoca que lo hagan más despacio. El porcentaje de nuevos diagnósticos relacionados con el consumo de drogas es elevado, aunque eso no significa que todos estén relacionados con el «chemsex». En ese sentido, el director del centro aclara: «Aún no hay datos cerrados de 2017 pero sabemos que cada vez hay más contagios en Madrid por culpa de estas fiestas».

na tendencia que conocen muy bien en la asociación Apoyo Positivo. «Desde las unidades de VIH nos derivaban a muchas personas que contraen el virus tras prácticas de chemsex», comenta Lorena Ibarguchi, psicóloga clínica de la asociación. Por esta razón, en 2016 crearon el programa «Sexo, drogas y tú», ganador del Premio a la Innovación de la Sociedad Española de Psiquiatría. Un proyecto pionero en el que trabajan psicólogos, psiquiatras, mediadores y sexólogos para dar a los usuarios la atención más especializada.

El 75% de los hombres señalados con VIH desde 2007 a 2016 se contagió por mantener relaciones sexuales con otros hombres. En la práctica del «chemsex» el perfil se repite: la mayoría de los nuevos diagnósticos corresponden a hombres que tuvieron sexo con otros hombres. «No es un problema generalizado dentro de la comunidad homosexual pero sí hay un segmento afectado y va en aumento», aclara Del Romero.

Lee el reportaje completo en Madrilánea