Rommy Arce, concejal de Ahora Madrid
Rommy Arce, concejal de Ahora Madrid - Guillermo Navarro
Nuevo varapalo judicial al Gobierno de Carmena

Rommy Arce, imputada por injurias y calumnias a la Policía Municipal

La edil de Ahora Madrid tendrá que declarar con letrado el 4 de mayo por sus ataques al Cuerpo tras los incidentes de Lavapiés

MADRIDActualizado:

La Justicia va a investigar finalmente si la concejal Rommy Arce (Ahora Madrid) cometió un posible delito de injurias y calumnias contra la Policía Municipal con las expresiones que vertió en Twitter tras la muerte del mantero a causa de un infarto en Lavapiés. De las tres querellas presentadas por los sindicatos policiales contra la polémica edil sólo va a prosperar una, la de la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU), que además del delito de incitación al odio incluía el imputado a Arce. Las otras dos, la del Colectivo Profesional de la Policía Municipal de Madrid (CPPM) y la de Unión de Policía Municipal (UPM) se quedan por el camino por tratar de atribuirle únicamente un delito de odio reservado, según el artículo 510 del Código Penal, a minorías o grupos vulnerables.

La concejal de Usera y Arganzuela tendrá que declarar en presencia de su abogado en sede judicial el próximo 4 de mayo (a las 10.30 horas) por haber incurrido presuntamente, según la acusación de APMU, en injurias y calumnias con publicidad (en Twitter) contra el Cuerpo. María Dolores Baeza Trujillo, jueza titular del Juzgado de Instrucción número 12 de Madrid, admitió a trámite el pasado 13 de abril la querella de APMU, que también acusaba al exdirigente de Podemos, Juan Carlos Monedero; al portavoz del Sindicato de Manteros y Lateros de Madrid, Malick Gueye; al Partido Comunista; a Izquierda Unida, y otras dos personas desconocidas que se identificaban en Twitter como @FonsiLoaiza y @jmangues y en Facebook como «Iván Cortés Villalon» y «Sweet &Dandy».

Exime a Monedero

La magistrada entiende que la querella criminal sólo es imputable a Arce y Gueye por estar identificados y a los perfiles de las redes citados. Exime a Monedero y a las formaciones del PC e IU «al no revestir carácter penal las afirmaciones por los mismos realizadas». El pasado 27 de marzo trascendió que el Juzgado de Instrucción número 9 admitía a trámite la querella criminal de CPPM contra Arce por incitación al odio. Directamente la citaba a declarar como investigada el 25 de abril. Pero dicho juzgado se ha inhibido en favor del número 12, que fue el primero que recibió una de las tres querellas, la de UPM, y que ahora entiende que no se puede imputar dicho delito.

«El bien jurídico protegido es el derecho fundamental a la igualdad y a la protección de minorías vulnerables frente a acusaciones idóneas de discriminación y de hostilidad contra aquellas. Entre estas minorías no cabe encuadrar a la Policía Municipal de Madrid, por lo que dicho cuerpo no puede ser sujeto pasivo del delito [de odio]», argumenta la jueza.

Recurso ante la Audiencia

Desde CPPM, su secretario general Francisco Torres, informó a ABC ayer de que aún no habían recibido traslado del Juzgado sobre el sobreseimiento de su querella. Aseguró que recurrirían ante la Audiencia Provincial su causa. UPM está conforme.

Desde Ganemos Madrid, escisión del partido de Manuela Carmena que representa a los concejales más críticos –y problemáticos del Palacio de Cibeles–, Arce, Montserrat Galcerán y Pablo Carmona, se pronunciaron ayer sobre el auto judicial en las redes sociales. «La imputación de la concejala Rommy Arce y el portavoz del sindicato de manteros por un presunto delito de injurias y calumnias (unos tuits que señalan el racismo institucional) es un despropósito que desprotege a la ciudadanía por la falta de libertad de expresión», publicaron en Twitter.

El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, volvió a pedir a la alcaldesa el cese de su concejal, para la que toda la oposición votó en el Pleno de noviembre retirarle las competencias de los distritos por su actitud e inacción política. La regidora la ha mantenido todo este tiempo pese a su escalada de descrédito al frente de su escaño. «Dimisión por qué, si nadie ha tenido ninguna actitud que genere ningún tipo de reproche», manifestó Carmena tras recordarle las palabras de Arce de «xenofobia institucional» para referirse a lo ocurrido en Lavapiés.

Después de que el Ayuntamiento haya negado la medalla de honor a la Policía Municipal por su intervención con el senegalés fallecido a causa de un infarto, Martínez-Almeida animó a la alcaldesa a cesar a la edil imputada «como el mejor reconocimiento que puede hacer a la Policía Municipal».