Capila neomudéjar del cementerio de La Almudena
Capila neomudéjar del cementerio de La Almudena - MAYA BALANYA

Llegan las primeras rutas turísticas al cementerio de La Almudena

El mayor recinto funerario de Europa occidental contará con 64 visitas gratuitas del 3 de marzo al 30 de junio. Se necesita reserva previa

MadridActualizado:

El Ayuntamiento de Madrid va a poner en marcha el próximo mes de marzo las primeras rutas turísticas en el Cementerio de La Almudena. Serán gratuitas y para su disfrute necesitarán reserva previa en la página web www.reservaspatrimonio.es. La remunicipalizada Funeraria (Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid) ha organizado un programa de visitas, que se está incorporando en todas las oficinas de turismo de la ciudad y los operadores, para dar a conocer los valores culturales, históricos y ambientales de la Necrópolis del Este.

El programa por ahora se desarrollará entre el 3 de marzo y el 30 de junio con un total de 64 visitas guiadas un un aforo máximo de 30 personas. Se ofrecerá al público tres recorridos. El de mayor duración, de 2.30 horas, es el que se denomina «visita general al cementerio de Nuestra Señora de La Almudena». En esta ruta se mostrará el cementerio civil, el hebreo y el de Epidemias, la parte más antigua del conjunto, con sepulturas del siglo XIX.

El segundo itinerario, de 1.15 horas, se centra en «Personajes ilustres», y cuenta con dos programas, «Ilustres I», el de aquellos que fueron inhumados en él, donde desetacan los alcaldes Alberto Aguilera, Tierno Galván o la cantante Lola Flores, entre otros personajes. La segunda parte, «Ilustres II», recorre el cementerio de Epidemias y el Civil, con corresponsales de guerra, pensadores, los tres presidentes de la República (Figueras, Pi i Margall y Salmerón), Pablo Iglesias, Giner de los Ríos o Pío Baroja.

El tercer viaje que puede elegir el usuario es el que se centra en «la arquitectura y la botánica» (1.15 h.). En su trayecto destaca el aspecto arquitectónico y paisajístico del conjunto a lo largo de sus 130 años de historia, además de señalar enterramientos que se distinguen por su relevancia patrimonial. Javier Barbero y Carlos Sánchez Mato, en calidad de presidente y vicepresidente de la nueva Funeraria, presentaron el proyecto piloto. El objetivo que se persigue es «devolver a la ciudadanía todo su patrimonio», «que nos ayude a recordar la historia», dijo el primero. Sánchez Mato remarcó que la gestión 100% pública no sólo es «más eficaz», «sino que aporta el valor añadido por lo cultural». Con 120 hectáreas de superficie, este camposanto es el mayor recinto funerario de Europa pccidental, un reflejo de la historia de Madrid y, en general, de España.