Imagen del cierre al vehículo privado, durante las pasadas navidades
Imagen del cierre al vehículo privado, durante las pasadas navidades - MAYA BALANYÁ

Un juez condena al Ayuntamiento por cerrar la Gran Vía al tráfico en Navidad

Una sentencia resuelve a favor de la patronal del sector logístico y dicta que el Consistorio no tiene competencias suficientes para limitar los derechos de los usuarios a los servicios postales

MADRIDActualizado:

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 30 de Madrid ha dictado sentencia a favor de UNO, Organización Empresarial de Logística y Transporte, en relación al recurso contra el Decreto del Ayuntamiento de Madrid por el que se establecían medidas de restricción del tráfico en la Gran Vía en las pasadas Navidades. La sentencia «revoca y anula» dicho Decreto por considerarlo «contrario al Derecho». Además, el Juzgado condena al Ayuntamiento a asumir las costas del proceso.

Esta sentencia confirma las medidas cautelarísimas dictadas por este mismo Juzgado a favor de UNO a principios de diciembre de 2016. Éstas permitían el acceso sin restricciones de los servicios de paquetería y logística tanto a la Gran Vía como a las calles aledañas.

La sentencia que ahora se dicta corrobora que el Ayuntamiento no tiene competencias suficientes para limitar los derechos de los usuarios (remitentes y/o destinatarios) a los servicios postales (contemplados en la ley del Servicio Postal Universal y que incluye paquetes de hasta 20 kilos). Además, como indica la sentencia, tampoco existe una razón imperiosa de interés general, tal y como exige la Ley de Garantía de la Unidad de Mercado, para establecer restricciones a la libre distribución de mercancías con origen o destino en el área afectada por el Decreto.

El secretario general de UNO, Francisco Aranda, ha valorado esta decisión judicial como muy positiva. «El fallo supone un precedente judicial importante, de cara a la puesta en marcha de medidas de este tipo para la próxima campaña navideña. Si el Ayuntamiento decide implementar restricciones al tráfico este año, la sentencia confirma que estas no deberán afectar a los vehículos de paquetería y logística», añade. «En una época clave para el comercio electrónico y para el suministro a tiendas, a la hostelería y a los propios ciudadanos, la distribución logística de toda clase de mercancías debe estar garantizada», explica.

«La logística y la distribución son un servicio básico para todos los ciudadanos y para las empresas, independientemente de donde estén ubicados, por lo que no pueden verse restringidos arbitrariamente. De lo contrario, serían medidas que merman el crecimiento y el desarrollo económico del sector, además de los derechos de los ciudadanos», prosigue Aranda.

Desde las empresas de logística y paquetería se considera que esta sentencia debe servir para que las Administraciones no tomen medidas de manera arbitraria, sin planificación y sin consultar a los sectores afectados. «No se nos puede avisar de una medida así con sólo 72 horas de antelación, como ocurrió el año pasado. Es importante aprender de lo sucedido para que no se vuelva a repetir», añade Francisco Aranda.

UNO aboga por mantener abierta una línea de diálogo permanente y constructiva con el Ayuntamiento de Madrid y el resto de administraciones, colaborando para aportar soluciones operativas, a la vez que medioambientalmente sostenibles, en el reparto, recogida y distribución de mercancías en la ciudad. «Las empresas de logística y transporte son conscientes de la importancia de contar con una ciudad sostenible y respetuosa con el medioambiente, pero de una forma razonable», concluye.