Carmena, en la última entrevista que concedió a ABC
Carmena, en la última entrevista que concedió a ABC - Matías Nieto

El PP confirma que denunciará a Carmena ante la Fiscalía por malversación de fondos con Bicimad

El Grupo Popular pide además una comisión de investigación. PSOE y Cs exigen a Ahora Madrid transparencia

MadridActualizado:

El Grupo Municipal del PP en Madrid, con José Luis Martínez-Almeida a la cabeza, denunciará ante la Fiscalía de Madrid la presunta malversación de caudales públicos del Gobierno de Manuela Carmena para hacerse con la gestión de Bicimad en 2016. ABC publicó el lunes la noticia de que el pago de los 13 millones de euros que Ahora Madrid entregó a Bonopark, la empresa que gestionaba el servicio público de la bicicleta desde 2014, no fue avalado por técnicos municipales ni expertos independientes, aun sabiendo que el negocio suponía unas pérdidas mensuales de 300.000 euros a la entidad privada que malogró el servicio.

Este diario solicitó los documentos oficiales donde se desglosara formalmente el importe que el Área de Medio Ambiente y Movilidad dirigido por Inés Sabanés entregaba a la Empresa Municipal de Transportes (EMT) para comprar la cesión. Después de negar la información por «cláusulas de confidencialidad» –un argumento contrario a la Ley de Transparencia tratándose de una administración–, un mes después aportaron –por la vía de petición de información pública– cinco folios sin membrete, ni firma, ni sello, ni autor. Según expertos consultados, en estos papeles hay aparentes irregularidades y carencias para justificar el precio.

Tras publicarse la información ayer, el portavoz del PP, Martínez-Almeida, declaró ante los medios de comunicación que su Grupo presentaría en el próximo Pleno del Ayuntamiento una moción para crear una comisión de investigación sobre Bicimad por «presuntas irregularidades» en la contratación del servicio. Dijo también que estudiarían la posibilidad de llevar la causa ante la Justicia, un extremo que el PP confirmó por la tarde a ABC, informando que presentaría el escrito ante el Ministerio Público la próxima semana. La denuncia irá para toda la Junta de Gobierno -incluida la alcaldesa, que autorizó el pago, el de Sabanés y el del gerente de la EMT.

Para que salga adelante la comisión de investigación, el PP (21 concejales) necesita el apoyo del PSOE (9 ediles) en la Cámara de la capital, ya que con Cs (7) no suma mayoría (29 escaños). La lupa sobre la compra de Bicimad ya la colocó el PP en octubre de 2016, cuando solicitó en el Pleno una auditoría externa, una iniciativa que contó con el respaldo de Ciudadanos, pero que el PSOE no apoyó y, por supuesto, tampoco lo hizo Ahora Madrid. «Esto confirma nuestras sospechas; lo más grave es que la valoración se hace en folios en blanco sin membrete, sin valoración... por lo que llevaremos la creación de una comisión de Bicimad porque parece evidente el sobreprecio pagado por el Ayuntamiento», dijo el líder municipal del PP.

Apoyo de la comisión

El concejal socialista que lleva los asuntos de Movilidad en la capital, Ignacio de Benito, manifestó a ABC que, en esta ocasión, primero van a exigir «explicaciones inmediatas» al Área de Sabanés o, en su defecto, a Álvaro Fernández Heredia, nombrado gerente de la EMT en septiembre de 2015 –tres meses después de que Carmena llegara a Cibeles–. Si no aclaran las cuentas, dijo, apoyarán la iniciativa del PP. «No puede ser que el autoproclamado gobierno de la transparencia permita que existan dudas sobre cuestiones tan elementales. Y, sobre todo, que hemos salido de una gestión bastante opaca de la EMT en gobiernos anteriores y ya es hora de dejar de predicar y empezar a dar trigo en la transparencia», manifestó.

En la misma línea se pronunció el edil de Ciudadanos que vigila la Concejalía de Sabanés, Sergio Brabezo: «Esta compra se hizo rápido, deprisa y corriendo. Lo que nos preocupaba es que no se hiciera con las garantías suficientes. Cuando hemos ido a preguntar sobre la información de esta adquisición, vía EMT por parte del Ayuntamiento, vimos una falta de transparencia y de información evidente. Ahora, con la documentación de ABC, comprobamos que falta valoración técnica. Otra cosa que nos sorprende es que se mantenga a Bonopark como operador tecnológico». Brabezo también apuesta por que primero se den las explicaciones pertinentes sobre la procedencia de los datos, «cuál era el objetivo y por qué se ha pagado este precio. A partir de ahí, tiene todo el sentido ir a una comisión y que la información sea abierta». Desde el Gobierno municipal no quisieron ayer hacer ningún tipo de comentario sobre la información.

En la memoria económica y el plan económico-financiero que entregó Bonopark en la licitación del concurso y que le sirvió para ganar la gestión en 2013 señalaba que todo el servicio de la bicicleta costaba 7,3 millones de euros. Amortizado (es decir, usado, algo que no se contabiliza en los papeles aportados), 3,5 millones de euros. En el precio se incluían elementos como las bases con anclajes, las cámaras, los tótem, las plataformas, las baterías y las 2.028 bicicletas (cifra que nunca llegó a estar disponible para los usuarios), valoradas cada una de ellas en 700 euros. Si a ese valor amortizado se incluyen los 3,5 millones de euros que Bonopark pidió en el reequilibrio económico por las pérdidas de vandalismo e inversiones extra, el precio de la cesión llegaría a alcanzar los 6,9 millones de euros, y no los 13 millones acordados (con la suma del IVA –2,2 millones extra– y 236.250 euros fijados de intereses al 3% por el pago aplazado del 75%).