Rosa Díez, frente a los alumnos de la Complutense que protestaron contra ella en 2010 - ABC

Políticos y universidad, la mezcla perfecta para los escraches

Felipe González no es el primer político al que le han boicoteado una ponencia en un centro universitario

Estas protestas han tenido lugar en toda España, pero son especialmente habituales en Madrid

MadridActualizado:

El desagradable episodio que sufrió ayer el ex presidente del Gobierno, Felipe González, no es algo nuevo dentro de la universidad española donde, cada cierto tiempo, algún representante político —sea del signo que sea— padece la ira de los estudiantes que, en el peor de l0s casos, incluso obliga a suspender el acto en cuestión.

Quizá la persona que más veces se ha visto en este trance en los últimos años sea Rosa Díez. Y es que la primero dirigente del PSOE y después fundadora de UPyD, localizó en la Universidad Complutense su particular tierra hostil, ya que en varias ocasiones fue abucheada por sus estudiantes.

Tarjetas rojas a Rosa Díez

Pero sin duda, la protesta más mediática a la que se ha tenido que enfrentar la veterana política es aquella en la que, en 2010, participaron algunos de los dirigentes actuales de Podemos. Curiosamente también en octubre, pero de aquel año, la antigua líder de UPyD fue recibida con decenas de tarjetas rojas y gritos de «fuera fascistas de la universidad».

Allí estuvieron Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Rita Maestre (como se puede observar en el vídeo) y aquel día, la entonces dirigente de UPyD tuvo que interrumpir su ponencia en numerosas ocasiones, alguna de ellas provocada por la alarma de incendios, activada para la ocasión. Los manifestantes, además, también leyeron un manifiesto contra ella.

Fraga, persona «non grata»

Sin embargo el de Rosa Díez, que también fue abucheada en otra visita en 2008, no es el único caso de relaciones tortuosas de políticos con la Universidad Complutense. Otro caso conocido es el de Manuel Fraga que, en sus tiempos como profesor, también tuvo que jugarse el tipo en las aulas, donde incluso fue declarado persona «non grata» por sus alumnos.

Prácticamente todos los días tenía Fraga que retirar carteles políticos de sus aulas, además de responder a las provocaciones de sus alumnos. Pese a ello, otro de los episodios más desagradables que vivió el ex presidente del PP no tuvo lugar en Madrid, sino en la Universidad de Granada, donde interrumpió un discurso cuando desde el patio de butacas le gritaron «fascista» y «asesino».

Rubalcaba y González (otra vez)

También en la Universidad de Granada, como le ocurrió a Fraga, pero en noviembre de 2013, el antiguo secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, tuvo que marcharse sin ofrecer su ponencia de rigor. Los abucheos y consignas que se escucharon contra él por parte de los asistentes obligaron al socialista a abandonar, inédito, el salón de actos.

Y para cerrar el círculo, el de ayer tampoco es el primer escrache que sufre Felipe González. De hecho tampoco es el primero que padece en la Universidad Autónoma ya que, en 1993, medio centenar de estudiantes le increparon, igual que hoy, cuando acudió como invitado a una conferencia.