Barbero, concejal de Seguridad, junto a Serrano, director de la Policía
Barbero, concejal de Seguridad, junto a Serrano, director de la Policía
World Pride

Los policías municipales, en pie de guerra por el dispositivo del Orgullo Gay

El director suspenderá libranzas y obligará a doblar turnos, de hasta 16 horas, solo pagando las extra y media dieta

MadridActualizado:

Los policías municipales de Madrid están de uñas con el refuerzo que tendrán que verse obligados a hacer, prácticamente gratis, con motivo del fin de semana del World Pride. El Ayuntamiento pretende suspender libranzas y abonar solo como horas extra las jornadas que se hagan de más, de hasta 16 horas. Para ello, va a solicitar que unos 700 agentes se ofrezcan a trabajar «voluntarios» en un servicio que, por sus condiciones especiales, exigen los sindicatos que sean pagados, además, con una dieta completa (y no media, como les ofrecen) o más días, en compensación.

El jueves, la subdirectora general de Recursos Humanos del Cuerpo se reunió con todos los sindicatos policiales para explicarles la situación. Debido a la intensidad de la celebración (la capital acoge el Orgullo Gay mundial, con cientos de miles de personas en las calles del centro) y de la alerta 4 antiterrorista en que se encuentra España, considera necesario un refuerzo de los uniformados en la calle.

Según critican los sindicatos CPPM, UPM, CSIT y APMU, lo que quiere el director general de la Policía Municipal, Andrés Serrano, es la «suspensión de las libranzas del viernes, 30 de junio, salvo causa muy excepcional». Además, se obligará «a prolongar al personal del turno de mañana su jornada».

Según CPPM, las condiciones «no son negociables» para el Ayuntamiento. El 1 de julio (sábado, día del gran desfile)y el día 2, «se abonarán las horas extra realizadas al precio de las festivas»; es decir, 23,75 euros, precisa APMU. «Es muy complicado que, con semejante remuneración, se cubra el cupo de voluntarios», añade esta asociación profesional; por ello, el Consistorio de Manuela Carmena eliminará los descansos semanales, «algo que sale barato para la Administración y es la única solución que tiene para cubrir el evento». Todos los sindicatos mencionados se negaron en rotundo a estas condiciones de trabajo. «Son hasta 16 horas, sin abono de dieta, sin garantizar tiempos de descanso y con una alta probabilidad de prestar el servicio de forma unipersonal», remacha CPPM.

Este sindicato, el mayoritario, califica de «nefasta la previsión» de Serrano, «que conocía desde hace meses el evento y ahora pone en juego la seguridad, porque el cansancio supone un riesgo adicional para todos, policías y ciudadanos»: «El Ayuntamiento se ha gastado más en la decoración de la ciudad y en cambiar semáforos que en garantizar la seguridad del World Pride».

El Consistorio de Ahora Madrid explicó que a aquellos funcionarios que tengan que doblar turno el 1 de julio y hasta las 7 de la mañana del día 2 se les compensará con el abono de 16 horas extra «a precio incrementado, más el abono de la dieta que corresponda, según el exceso horario».