Madrid

La polémica protagoniza la presentación de Matadero: «Es un despropósito, una nueva corrección a Mayer»

Manuela Carmena ha escrito una carta de disculpa a los familiares de Max Aub tras retirar su nombre y el de Fernando Arrabal de dos de las salas del espacio

Vista del acceso a una de las naves del Matadero de Madrid
Vista del acceso a una de las naves del Matadero de Madrid -  EFE

La polémica ha sido la gran protagonista de la presentación de las Naves de Matadero para esta temporada. Con la retirada de Max Aub y Fernando Arrabal de dos salas como telón de fondo, la programación ha sido muy cuestionada por la inclusión de nuevas disciplinas artísticas en detrimento del teatro, elemento principal del espacio hasta ahora. PSOE y Ciudadanos, muy críticos con la «purga» de nombres, reconoce «una nueva corrección de Carmena a la gestión de Mayer»: «Es un despropósito».

La edil de Cultura y Deportes, Celia Mayer, ha presentado la programación de las naves 10, 11 y 12 de Matadero junto a uno de los directores del espacio, Mateo Feijóo. Mayer ha intentado zanjar la polémica sobre la retirada de los nombres de Aub y Arrabal con el argumento de que ha sido un malentendido: «Ha habido una confusión entre denominaciones oficiales y extraoficiales, entre las naves y las salas». La responsable del área, que ha asegurado que se mantendrá la nomenclatura de las dos salas, no ha detallado por qué se retiraron las placas a ambos. «Una concejal no está para quitar los carteles de las salas», ha dicho. El Ayuntamiento de la capital renombró unilateralmente las salas como «Naves Matadero. Centro Internacional de Artes Vivas».

La concejal socialista Mar Espinar ha lamentado que la polémica haya sido la protagonista. «Es una pena que la programación quede en segundo plano» ha señalado, al tiempo que ha reconocido en las palabras de Celia Mayer una nueva corrección de Manuela Carmena a su gestión: «No es un malentendido, es una respuesta a la presión del sector y de la oposición, estamos ante otra rectificación de la alcaldesa a Mayer; otra más».

La valoración de Espinar, así como la de Sofía Miranda, de Ciudadanos, se produce a la sazón de la carta enviada por Carmena a los familiares de Max Aub como disculpa por la retirada de su nombre. «Mayer tiene que dar explicaciones de por qué quitó las salas de Aub y Arrabal, la alcaldesa la ha vuelto a parar los pies», ha aseverado Miranda. La edil de Ciudadanos, no obstante, ha centrado su crítica en la programación, que ha optado por una mayor «creación contemporánea» en lugar del teatro como eje principal. «Es un despropósito, existen otros espacios libres para desarrollar esas actividades, como la Nave 16, que está vacía, pero no quitar algo que ya está consolidado», ha criticado.

Críticas del sector

La presentación, a la que no ha acudido ningún representante del PP, ha servido también para que algunas voces del sector cuestionasen el modelo elegido. «¿Se imaginan que el Reina Sofía saque sus cuadros para organizar otras actividades artísticas?», ha preguntado una espontánea desde el público. Feijóo, que destina 600.000 euros a los artistas, ha defendido la programación con el argumento de que ahora habrá un contenido «interdisciplinar y abierto internacionalmente": «¿Pueden decirme que es el arte?», cuestionó el director en forma retórica.

La interpelación también planteó que de la misma manera que se pregunta por el futuro de la plaza de España, se haga lo propio con el proyecto para las Naves de Matadero. Si bien Mayer ha visto con buenos ojos este extremo, Feijóo ha sido tajante en su negativa, acaso contraria con la política descentralizadora de Ahora Madrid: «Que todo el mundo opine de todo no es operativo».

Toda la actualidad en portada

comentarios