Una mujer es atendida por otra persona en su domicilio
Una mujer es atendida por otra persona en su domicilio - ERNESTO AGUDO

Plan para erradicar la «soledad no deseada» de 20.000 mayores

El proyecto piloto arrancará a partir del próximo trimestre en dos barrios de Tetuán y Chamberí

MADRIDActualizado:

El 6,8 por ciento de los madrileños mayores de 18 años se sienten aislados con frecuencia. Un proyecto piloto, que el Ayuntamiento pondrá en marcha a partir del próximo trimestre, tratará de dar la vuelta al preocupante dato que arroja esta encuesta realizada el pasado junio. El objetivo del plan «Madrid ciudad de los cuidados» es erradicar lo que algunos investigadores han llegado a presagiar como «la epidemia del Primer Mundo hacia 2030: la soledad no deseada».

Este programa experimental, que parte con un presupuesto de 495.000 euros, se aplicará durante un período de dos años. Gracias a él se beneficiarán casi 20.000 personas: 9.036 usuarios en el barrio de Almenara, en el distrito de Tetuán; y otros 8.169 en el barrio de Trafalgar, en Chamberí.

Esa percepción de soledad que padecen más de 180.000 adultos que viven en Madrid puede acarrear efectos negativos en la salud. Entre ellos, según explicó el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, aumenta el riesgo de sedentarismo, provoca trastornos de sueño, propicia la ingesta de una alimentación inadecuada, de padecer más caídas o ingresos hospitalarios e incluso potencia el riesgo de demencia y de deterioro cognitivo.

Para luchar contra ello, el Consistorio actuará sobre tres líneas fundamentales. En primer lugar, se promoverá en el barrio una red de apoyo informal que ayude a identificar y combatir situaciones de soledad no deseada y aislamiento social. En segundo lugar, facilitará la vinculación de las personas que se sienten solas con la red social del barrio y promoverá su participación en los recursos públicos y privados disponibles. Y en tercer lugar, servirá para coordinar y visibilizar todos los proyectos que se desarrollan en la zona y que puedan suponer oportunidades de encuentro para las personas vulnerables.

De esta manera, el área de Salud, Seguridad y Emergencias pretende «aliviar el sufrimiento y mejorar la calidad de vida de las personas». Así también se consigue un «elevado retorno social», ya que la prevención implica un «ahorro en recursos sociales y sanitarios». Además, beneficia a las comunidades locales, puesto que, según subrayó Barbero, «contribuye a general y estrechar lazos sociales y comunitarios».

Multidisciplinar

Todas estas acciones se llevarán a cabo entre 2017 y 2019 e implicarán el trabajo de varias áreas de gobierno además de la de Salud y de las juntas municipales de los distritos donde se enmarcan los proyectos piloto. Todas ellas trabajarán en coordinación con la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid, así como con las entidades sociales que ya operan en estos barrios como la Fundación Rais, Los Camilos, Fundación Alicia y Guillermo, Amigos de los Mayores, Teléfono de la Esperanza y Cooperativa Indaga.

El plan «Madrid ciudad de los cuidados» pretende actuar también en otros campos con el fin de crear las condiciones básicas para que la ciudadanía pueda cuidar y también cuidarse a sí misma garantizando los mínimos recursos para sostener la vida y asegurar la igualdad, tanto de género como territorial, en los cuidados. Algunos ejes de este programa ya están en marcha, como la atención a la saludo en torno a las personas LGTBI, un colectivo considerado vulnerable.