Un plan hotelero junto al parque de la Warner espera el «ok» de la Comunidad de Madrid

Una grupo inversor prevé destinar 200 millones al proyecto y crear, al menos, mil puestos de trabajo

Actualizado:

San Martín de la Vega (18.734 habitantes) espera la señal de la Comunidad de Madrid para poder despegar. Sobre los terrenos que rodean al Parque Warner planean varios proyectos hoteleros, nuevas actividades comerciales y logísticas. Hay cerca de cinco millones de metros cuadrados desiertos, sin que se les dé ningún tipo de uso. Llevan más de una década siendo objeto de actuaciones fallidas. La crisis sepultó cualquier iniciativa privada, como por ejemplo el aterrizaje de un campus de la Universidad de California en el ámbito. Pero con el resurgir económico ha resucitado el interés inversor en esta zona.

De estos terrenos, delimitados por la autopista M-506 (desvío de la A-4) y las carreteras M-301 y M-841, la mayor parte del suelo sin construir (152 hectáreas) pertenece a Inveravante, propiedad del empresario coruñés Manuel Jove, quien ha canalizado diferentes iniciativas de empresas nacionales y multinacionales que quieren instalarse en sus dominios. Las 86 hectáreas sobre las que se asienta el Parque Warner también son de su propiedad, pero se las ha arrendado a Parques Reunidos, gestor de la instalación. El resto del territorio (123 hectáreas) es de la Comunidad de Madrid.

Pero existe un gran obstáculo: para poder construir hay que cambiar el uso del suelo. Para ello, el «holding» de Inveravante presentó un plan parcial a la Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, que dirige Pedro Rollán, a finales de diciembre. El Gobierno regional (PP) ha de emitir un dictamen favorable para dar luz verde a las operaciones y que en el espacio se puedan desarrollar actividades económicas de todo tipo con la incorporación al suelo de cualquiera de los usos (comercial, hotelero y terciario), ahora ceñidos a parque temático. El objetivo, generar actividad en el municipio, puestos de trabajo e inversión.

Reabrir el tren

«Espero que la Comunidad lo resuelva bien por el beneficio de San Martín de la Vega. Entenderé que se eche para atrás y se pida que se subsane si el informe no cumple alguna ley. Pero si está bien y buscan algún resquicio para tumbarlo habrá que pensar que se trata de intereses políticos», manifiesta el alcalde del municipio, Rafael Martínez (PSOE).

En San Martín de la Vega hay una tasa de paro del 13,8%. El Parque Warner emplea a buena parte de sus habitantes. Los planes de Inveravante supondrían un revulsivo para la zona y sus ciudadanos. Creen que se podrían llegar a crear más de 1.000 empleos. No sólo Inveravante quiere erigir sus hoteles junto a la Warner con más de 200 habitaciones. También Parques Reunidos, como avanzó este diario en octubre, pretende construir un complejo temático con más de 250 habitaciones dentro del recinto.

Hace un mes, la Comunidad de Madrid anunciaba la venta de 2,8 millones de metros cuadrados de suelo en Arganda del Rey, junto a la extinta Ciudad del Rock, para crear un gran centro logístico. El consejero Rollán indicaba que se iba a modificar el Plan General de Urbanismo para poder construir en el territorio.

EnSan Martín de la Vega, además de disponer de más espacio para edificar, se cuenta con el tercer punto de atracción turística de toda la región, el Parque Warner, que en 2017 atrajo a cerca de dos millones de visitantes. El 60% de los mismos procedían de fuera de Madrid. El municipio dispone también de una estación de tren, donde hasta 2012 hacía parada la línea de Cercanías C-3a. Esta escisión de la C-3 –procedente de Pinto– funcionó durante nueve años, desde que se inauguró en 2003. El Gobierno regional la clausuró en plena crisis económica argumentando que tenía un déficit anual de 3,3 millones de euros. En 2012, el complejo de atracciones alcanzaba 1,2 millones de visitantes. Para el Ayuntamiento, Inveravante y Parques Reunidos es fundamental que la Administración autonómica vuelva a poner en funcionamiento el tren hasta San Martín de la Vega. Lo han solicitado en reiteradas ocasiones, ya que es el titular de la línea, pero de momento no se contempla.

200 millones de inversión

Inveravante calcula que se puedan llegar a invertir en la zona 200 millones de euros para hoteles, proyectos de uso logístico (naves industriales, polígonos, edificios de oficinas) y otras actividades comerciales. Todo ello sin que le suponga ningún tipo de desembolso ni al Consistorio ni a la Comunidad de Madrid. Si el Gobierno regional da el visto bueno a la modificación del plan parcial, los diferentes proyectos podrían echar a rodar antes del verano, listos para solicitar al Ayuntamiento las licencias de obras.

La prioridad en la zona es el desarrollo de la actividad logística y hotelera. En el plazo de un año podrían estar construidas las naves y en dos años ya funcionarían los hoteles. Actualmente, los usuarios que necesitan quedarse a dormir en el entorno para poder ir dos días seguidos al complejo de ocio sólo disponen de tres hostales y un hotel de 15 habitaciones en la localidad. En temporada alta cuelgan el cartel de completo y la oferta hotelera la absorben los municipios colindantes: Valdemoro, Pinto, Ciempozuelos y Rivas Vaciamadrid.