Madrid

Paliza a un joven por llevar un polo con la bandera de España en pleno centro de Madrid

La Policía Nacional detuvo a los cuatro agresores, uno de ellos menor, miembros de la ultraizquierda

Un coche de la Policía Nacional patrulla por las calles de Madrid
Un coche de la Policía Nacional patrulla por las calles de Madrid - DE SAN BERNARDO

El centro de Madrid fue escenario el viernes por la tarde de un nuevo delito de odio; esta vez, simplemente, por la vestimenta de la víctima. Ocurrió sobre las siete y media, en la plaza de Juan Pujol, en pleno barrio de Malasaña. Un joven fue objeto de una paliza a manos de un grupo por el mero hecho de llevar puesto un polo con la bandera de España. La Policía Nacional ha detenido a los presuntos agresores.

El suceso se produjo cuando el chico, de apenas 18 años, caminaba por la zona con dos amigas, que presenciaron todo lo que vino después. La pandilla se cruzó con un grupo de cuatro jóvenes. Estos, al observar que vestía un polo en cuyas mangas estaban los colores de la enseña nacional, le gritaron, con tono de mofa: «¡Viva Espapaña! [sic]». El interpelado respondió: «¡Viva!».

Entonces, ni cortos ni perezosos, los encartados la emprendieron a golpes con él. La peor parte de la paliza se la llevo en la nariz, por donde comenzó a sangrar a causa de un puñetazo. En apenas cinco minutos, el Samur-Protección Civil ya estaba en el lugar. Atendió al muchacho en la intersección de la calle de San Vicente Ferrer con la de Santa Lucía, indicaron fuentes de Emergencias Madrid. Se le ofreció traslado hospitalario y la posibilidad de interponer la correspondiente denuncia.

Reincidente

Poco después, la Policía Nacional detenía en las inmediaciones a los cuatro presuntos autores de la golpiza, que fueron trasladados a las dependencias de la Brigada Provincial de Información, en Moratalaz. Se trata de tres varones de 23, 27 y 28 años, además de un menor de edad, de 17. Fuentes de la investigación indicaron que se trata de miembros de la ultraizquierda y que uno de ellos ya tiene antecedentes policiales por hechos similares.

Como ha venido informando ABC, las bases de datos policiales hablan de que las denuncias por delitos de odio en la Comunidad de Madrid se han multiplicado por cinco entre 2014 y 2016. Concretamente, en el primero de los periodos se registraron 10 (todas en la capital); 3 en 2015 (también en Madrid ciudad) y el año pasado acabó con 51 (de las que solo dos fueron interpuestas en comisarías de la periferia).

Lo que también ha crecido es la actividad policial contra quienes cometen este tipo de ilícitos. Hubo 9 detenidos en 2014 y 2 en 2015 (todos, mayores de edad); mientras que el año pasado, cuando el debate social llegó a su punto más alto, fueron 33 los arrestos (27 mayores de edad y 6 menores, concretamente).

Toda la actualidad en portada

comentarios