Entrada principal a la plaza de toros de Las Ventas
Entrada principal a la plaza de toros de Las Ventas - ÁNGEL DE ANTONIO

Las obras de la plaza de toros de Las Ventas costarán 15,1 millones de euros

El Gobierno regional encarga el proyecto de estos trabajos a la empresa pública Obras de Madrid

MadridActualizado:

La empresa pública Obras de Madrid será la encargada de redactar el proyecto y ejecutar las obras de la plaza de toros de Las Ventas, para adecuarla a la normativa de seguridad y convertirla en un espacio multiusos. El gobierno regional ha aprobado invertir 15,1 millones de euros en la rehabilitación del coso, y promete que llevará a cabo los trabajos sin interrumpir las temporadas taurinas.

El portavoz del Gobierno regional, Ángel Garrido, ha anunciado esta inversión tras el consejo de Gobierno celebrado este martes, el último del mes de agosto. La Comunidad busca con estas obras mejorar la comodidad de los aficionados, así como incrementar la accesibilidad y la seguridad de la plaza.

De paso, también tendrá en cuenta los requerimientos en esta materia que le había realizado el Ayuntamiento de Madrid. Esta institución informó negativamente meses atrás de la realización de eventos no taurinos, por considerar que no se cumplían requisitos mínimos. El actual gestor de la plaza, Simón Casas, manifestaba recientemente su disposición de ir de la mano con el Gobierno regional en todo lo relacionado con estas obras, de las que dependen entre otras cosas que él pueda cumplir con su programa de realizar en el coso no sólo festejos taurinos, sino también otro tipo de espectáculos y eventos en las temporadas en que Las Ventas no se ocupa de la actividad taurina.

Desde la Comunidad se ha garantizado que en cualquier caso, y duren las obras el tiempo que duren (aún no está claro si se prolongarán durante un año o más), no habrá suspensión ni afectación a los ciclos taurinos que se celebren en la Monumental, que no se verán interrumpidos en ningún caso.

La plaza de toros de Las Ventas es Bien de Interés Cultural desde 1994. Eso significa que cualquier trabajo u obra en su interior tiene que contar con el beneplácito de la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid.