La Gran Vía,
La Gran Vía,

Las obras de la Gran Vía terminarán en la primavera de 2019

El Ayuntamiento saca a concurso los trabajos de remodelación, que se licitan por 9 millones de euros, casi el doble de lo estimado, y se ejecutarán en un plazo de 13 meses

MadridActualizado:

El Ayuntamiento de Madrid espera adjudicar las obras de remodelación de la Gran Vía en un plazo no superior a tres meses. La portavoz del Gobierno (Ahora Madrid), Rita Maestre, ha informado este jueves en rueda de prensa tras la Junta de Gobierno de que hoy se sacan a concurso las obras de esta gran arteria por 9 millones de euros, cuatro millones más de lo estimado inicialmente. Se prevé que el lavado de cara de la vía centenaria culmine en la primavera de 2019, coincidiendo con las elecciones municipales. El plazo de ejecución de las obras está estimado en 13 meses.

En dos semanas se informará sobre los cortes que se van a realizar para el tráfico rodado, aunque se espera que para el puente de la Constitución, a partir del 6 de diciembre, se cierre completamente la calle para entregar todo el espacio al peatón. Solo los residentes, los vehículos autorizados y de mercancías, los taxi y los autobuses de la EMT podrán acceder.

Como ya corrigió el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, las restricciones al vehículo privado cuando termine la campaña de Navidad serán parciales y no totales, como se había comentado inicialmente. El cierre definitivo para el no residente llegará a partir de la puesta en marcha de la APR única, prevista para junio de 2018.

En el debate del Estado de la Ciudad del pasado mes de mayo, la alcaldesa, Manuela Carmena, explicó cómo quedaría la Gran Vía diez meses después de que se inicien las obras. Estará dividida en dos tramos. Entre la plaza de Cibeles y la de Callao, la bicicleta convivirá con el resto de los vehículos en los ciclocarriles 30, y la calzada estará formada por cuatro carriles. Entre la plaza de España y la de Callao, los ciclistas contarán, en sentido subida, con un carril bici segregado, debido a la pendiente de la calle. Por ello, en este tramo habrá cinco carriles, y en sentido bajada, hacia la plaza de España, las bicicletas compartirán calzada con otros vehículos.