El nuevo mapa de la inmigración en Madrid: del territorio bangladesí al éxodo venezolano

Los filipinos se están agrupando en Tetuán, mientras que los dominicanos dejan de concentrarse en ese distrito

Actualizado:

En los últimos cinco años ha cambiado el mapa de la inmigración en Madrid capital. El número de personas de origen extranjero se mantiene estable, pero el peso de cada nacionalidad está cambiando. Las mayoritarias se mantienen, pero en menor medida, y otras crecen con fuerza, según los datos demográficos del Ayuntamiento.

1.- La comunidad de extranjeros que más ha crecido en Madrid en los últimos cinco años es la venezolana. Desde 2012 se ha duplicado. Ya son más de 35.000. Ahora son el sexto país de origen más frecuente en la capital.

2.- Los venezolanos ya son la comunidad más numerosa en los distritos de Retiro, Salamanca, Chamartín, Hortaleza, Fuencarral-El Pardo y Barajas. Los barrios donde abundan más son Valdefuentes (Hortaleza) y el fronterizo Valverde (Fuencarral-El Pardo). Allí residen la décima parte de los venezolanos de la capital. También son mayoría en cinco de los seis los barrios del distrito de Salamanca.

-La comunidad más numerosa sigue siendo la ecuatoriana, pero también es de las que más ha menguado en los últimos cinco años. Ha perdido una quinta parte de sus nacionales, unas 20.000 personas menos. Aún así, son, con diferencia, el país de origen extranjero más frecuente en la capital, con 87.000 vecinos.

-Muy lejos de Ecuador queda el segundo país de origen más frecuente, Perú, con 52.000 compatriotas, 3.000 menos que hace cinco años. El barrio donde residen más peruanos es Pueblo Nuevo (Ciudad Lineal). En ese mismo barrio es donde hay más residentes ecuatorianos y colombianos, la tercera nacionalidad más numerosa de la capital, con 46.500, prácticamente el mismo número que hace cinco años.

-Los rumanos son, junto con búlgaros y polacos, la comunidad que más ha descendido proporcionalmente en este tiempo. Son un 25% menos, 40.000 en total. Ya solo son mayoría en el distrito de Vicálvaro.

-La comunidad que más ha aumentado proporcionalmente es la hondureña. Se ha triplicado hasta superar los 12.000. Residen principalmente en el eje Aluche (Latina), Vista Alegre y Puerta Bonita (Carabanchel).

-La mitad de los 5.000 bangladesíes de la capital residen en el barrio de Embajadores (Centro). Es la comunidad más agrupada en una sola zona. Hace cinco años estaban aún más concentrados: dos de cada tres vivían en ese barrio. Esa concentración hace que sean la nacionalidad más numerosa de todo Centro, que es, a su vez, el distrito con mayor porcentaje de población inmigrante, el 30%.

-Otra comunidad con un fuerte agrupamiento son los chinos en el distrito de Usera. A diferencia de los bangladesíes, esta concentración va a más. Si antes había 5.600 chinos residiendo allí, ahora superan los 7.300. Si hace cinco años la quinta parte de los chinos en la capital vivían en Usera, ahora esa porción ha crecido hasta rozar la cuarta parte. En este tiempo, es, después de venezolanos y hondureños, la comunidad que más ha crecido en la capital.

-Los filipinos son la comunidad cuyo crecimiento se ha producido de manera más desigual en la ciudad en los últimos cinco años. Dos terceras partes de los nuevos vecinos se han instalado en el distrito de Tetuán. Aún así, con algo de más de 5.000 compatriotas, no son todavía la mayor comunidad del distrito. Están por detrás de los dominicanos, que, aunque han aumentado en Tetuán, lo han hecho en mayor medida en Puente de Vallecas, Carabanchel, Ciudad Lineal, Usera, Villaverde y San Blas-Canillejas. Los dominicanos son la cuarta comunidad que más ha crecido en este lustro en la capital, y ya son la cuarta más numerosa.

-El porcentaje de inmigrantes en la capital se ha mantenido estable en estos cinco años. Siguen siendo el 20% de los madrileños, 657.000 personas, tan solo 7.000 menos que en 2012.

-El barrio con mayor porcentaje de población inmigrante sigue siendo San Cristóbal (Villaverde). El 48% son de origen extranjero, principalmente ecuatorianos, dominicanos y marroquíes. Le sigue Pradolongo (Usera), con el 42% de los vecinos de origen extranjero, con chinos, bolivianos y ecuatorianos como principales nacionalidades. Pradolongo es el barrio donde más ha aumentado el porcentaje de población extranjera, fundamentalmente por la llegada de chinos. Dos de cada tres nuevos vecinos allí es de origen chino.

-También hay barrios donde la comunidad extranjera mayoritaria procede de potencias económicas mundiales. Estados Unidos es el país de origen más frecuente en los barrios de Los Jerónimos (Retiro) y Pavones (Moratalaz). Es la sexta nacionalidad que más ha crecido el último lustro, más de dos mil nuevos ciudadanos, hasta superar los nueve mil. Los franceses son mayoría en Atalaya (Ciudad Lineal), Palomas y Piovera (Hortaleza).