Madrid

El eje principal de la nueva operación Chamartín será la rehabilitación de la estación de tren

Ayuntamiento, Fomento y Distrito Castellana Norte coinciden en que la negociación será «sin líneas rojas»

El edil de Urbanismo, José Manuel Calvo, insiste en que el plan podría estar listo en un plazo de entre tres y seis meses

El edil de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, atiende a los medios tras la reunión
El edil de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, atiende a los medios tras la reunión - MAYA BALANYÁ

La primera mesa técnica para desbloquear la operación Chamartín ha concluido que eje principal del nuevo proyecto será la rehabilitación de la estación de tren. El Ayuntamiento de la capital, el Ministerio de Fomento y el promotor Distrito Castellana Norte (DCN) han coincidido, además, que la negociación será «sin líneas rojas» y con un plazo de entre tres y seis meses para alcanzar una propuesta de consenso.

Esta reunión, que supone casi un regreso al punto de partida, se produce después de una toma de contacto inicial entre Fomento y el Consistorio, primero, y con la Comunidad de Madrid, después. Manuela Carmena abrió la ronda de contactos con Íñigo de la Serna para retomar el proyecto, después de más de tres meses con el plan en punto muerto. En ese encuentro, celebrado con «voluntad de consenso», se acordó que la mesa estaría lista antes de final de año y, como se ha confirmado hoy, liderada por el Consistorio. Hace exactamente una semana fue el turno de Cristina Cifuentes, que abordó diferentes temas con De la Serna.

Con la misma «voluntad de consenso», las partes (a excepción del Gobierno regional) se han reunido esta tarde en el Palacio de Cibeles para tratar la problemática. La consideración generalizada ha sido de «satisfacción», bajo la premisa de negociar «sin líneas rojas». El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha explicado que darán cuenta del desarrollo del proyecto una vez al mes, si bien queda abierta la posibilidad de que se discuta de forma más asidua si las necesidades así lo requieren. En el encuentro, de una hora y media, también han estado el presidente de Adif (Fomento), Juan Bravo, y su homólogo de DCN, Antonio Béjar.

Uno de los pocos puntos concretos que se han tratado es que la rehabilitación de la estación de trenes de Chamartín será el núcleo central de la nueva operación Chamartín. No obstante, a tenor de las diferencias entre el Ayuntamiento y DCN en este punto, no se ha profundizado si se soterrará o no, simplemente en que será la «pieza esencial» del desarrollo urbanístico del Norte de Madrid. «Queremos que sea un punto de inflexión y el motor desde todos los puntos de vista», ha asegurado Bravo.

Calvo ha reiterado que la propuesta del Ayuntamiento, Madrid Puerta Norte, es un proyecto «abierto» y, como tal, acepta cambios y sugerencias. Con el mes de junio como la fecha más optimista para haber elaborado un plan consensuado, el edil de Urbanismo ha aventurado que podría estar listo en un plazo de entre tres y seis meses. «Con voluntad se puede conseguir», ha declarado.

«Viable económicamente»

Tanto Juan Bravo como Béjar sí han dejado claro que a pesar de la voluntad de acuerdos, y su predisposición total, no aceptarán un proyecto que no sea viable desde el punto de vista técnico y económico. «No invertiremos en un proyecto que no sea ambicioso», ha declarado el presidente de DCN. Además, Antonio Béjar ha destacado que por su parte también están «abiertos a negociar para llegar a un acuerdo».

José Manuel Calvo, que ha avanzado que no se ha abordado cómo se llamará la nueva operación, ha quitado peso a la ausencia de la Comunidad de Madrid en la primera sesión. «Lo respetamos; su presencia facilitaría el trabajo, pero ya mostraron su predisposición total a apoyar el proyecto que salga del consenso», ha aseverado.

Toda la actualidad en portada

comentarios