Miedo en el colegio de Pozuelo: exigen a la directora que pida antecedentes a los padres de nuevos alumnos

En una carta dicen que «el centro tiene la obligación de garantizar la seguridad de alumnos y de sus familias». «No es un hecho aislado», dicen

MadridActualizado:

Un grupo de familias ha enviado una carta, alarmados, a la dirección del British Council School, el centro educativo de Pozuelo de Alarcón junto al que asesinaron a un capo de los Miami, coincidiendo, prácticamente, con la entrada los algunos alumnos a clase.

En la misiva, remitida el mismo lunes, día en el que la víctima fue acribillada a balazos tras dejar a «sus hijos» en el colegio, a escasos cien metros del recinto, cuando se encontraba en el interior de su coche –a la altura del número 3 de la calle de Solano–, los firmantes aducen que el British Council «tiene la obligación esencial de garantizar la seguridad de los alumnos y de sus progenitores».

Tras expresar «su consternación y extrema preocupación por la gravedad de los hechos que han provocado la muerte de un padre a causa de un ajuste de cuentas», recalcan que no se trata de un hecho aislado. «En los últimos años ya se ha personado la Policía en varias ocasiones con motivo de investigaciones en relación con tramas internacionales de crimen organizado», explican en la carta dirigida a la directora del centro, situado junto a la exclusiva urbanización de La Finca.

Ante estas circunstancias, el grupo de padres sugiere a los responsables del centro docente que garantizar «la seguridad de los escolares y de las familia conlleva hacer un chequeo a los progenitores que solicitan la admisión de sus vástagos». Por ello, consideran necesario que «aporten referencias profesionales, que acrediten empleos, trayectorias laborales y referencias sobre su carácter. A lo mejor, en los tiempos que vivimos debéis añadir antecedentes penales como ya se viene haciendo con el personal del colegio o un "negative check" (certificado negativo) de la Interpol». El incidente tan terrible corrobora nuestra petición, aducen.

«Si esto os parece desproporcionado, pensad que ocurriría si dentro de unos meses hay otro tiroteo»

Todos estos requisitos que sugiere el grupo de padres firmantes de la carta, los solicitan, «al margen del objetivo que respetamos de no seleccionar por criterios académicos», tras recalcar que el centro debe garantizar la seguridad. «Vemos que en los últimos años el foco ha estado puesto en campañas de "marketing", en abrir el colegio de El Viso y en mantener el número de admisiones, pero no en mantener unos mínimos estándares de calidad en la base del alumnado», reprochan.

En la nota, indican que el perfil de alumnos admitidos y la mezcla, al margen de nacionalidades y sesgos sociales «sí que ha de cubrir un mínimo de garantías de legalidad y transparencia». Por ello, estos padres inciden en la idea de conocer los antecedentes y la profesión de los progenitores o tutores de los nuevos escolares. «Si esto os parece desproporcionado, pensad qué ocurriría si dentro de unos meses hay otro tiroteo, otro ajuste de cuentas y resultan heridos o mueren varios niños. Entonces leeremos esta carta y conoceremos la inquietud de este grupo de padres que escribió, con fundamento a su colegio, un lunes de marzo después de un incidente terrible y no se hizo nada al respecto». La misiva concluye diciendo: «Esperamos vuestra respuesta y un plan de acción al respecto».

Centralita colapsada

Como ya informó ABC, la centralita del British se colapsó tras el ajuste de cuentas. La alcaldesa de Pozuelo apeló a la calma y dijo que todo estaba funcionando con «normalidad». No obstante, muchos familiares de los niños se quejaban y decían que la vícitma había sido detenida en la puerta del centro hacía poco y que se sentían inseguros, pese a la presencia de cámaras de vigilancia.