Lusi Pacheco, propietario de Gold Gourmet, en su tienda de Platea Madrid
Lusi Pacheco, propietario de Gold Gourmet, en su tienda de Platea Madrid - JOSÉ RAMÓN LADRA

Las mejores uvas para vivir una Nochevieja plagada de suerte

Un experto frutero recomienda a ABC las mejores variedades para recibir a 2016

MADRIDActualizado:

No es la fruta más deseada. Tampoco la más consumida durante estos días festivos. Sin embargo, entre hoy y mañana, los millones de kilos provistos por los productores para Madrid se irán agotando a un ritmo pasmoso. No hay hogar, restaurante, hotel, residencia de ancianos u hospital que no despida el año el día 31 de diciembre sin doce uvas por cabeza. Precisamente por ser «solo doce» los fruteros recomiendan «no escatimar en la calidad de esta fruta de la suerte en Nochevieja».

Al menos eso es lo que opina, Luis Pacheco, cuarta generación de fruteros madrileños y propietario de Gold Gourmet. Sobre las cestas de su tienda en el espacio gastronómico de Platea Madrid –calle Goya, 7– tiene las variedades más demandadas para esta fecha. La más «clásica» y la que más se vende durante estos días, es la Aledo. Una uva blanca, con Denominación de Origen Vinalopó, que se produce en la comarca alicantina que lleva ese nombre. «Su calidad es excepcional. Cada racimo crece embolsado en papel para evitar que se malogre. Más del 90% se exporta a otros países», explica. Su tamaño, dulzor y la finura de su piel hacen que sea la reina de las campanadas, no solo en Madrid, sino en toda España.

«En la nevera de casa se conserva perfectamente entre diez y doce días y en muy buen estado, gracias a que es la variedad nacional de calidad más tardía que se produce», asegura el presidente del consejo regulador de esta denominación de origen protegida, José Bernabéu. Luis Pacheco –que, además, es presidente de la Confederación de Comercio de Madrid– las prepara en bolsas de papel. «Así respiran y no condensan agua. Se pueden guardar tal cual en la nevera», explica.

Con pepitas y sin pepitas

Fachada de la frutería Gold Gourmet en Platea Madrid
Fachada de la frutería Gold Gourmet en Platea Madrid - JOSÉ RAMÓN LADRA

Esta variedad sí tiene pepitas. «Mi consejo es no separar las uvas y mantenerlas en el racimo hasta una hora antes de consumirlas», dice. Para quienes no quieren pepitas, ofrece otras variedades. La Crimson y la Sugraone –negra y blanca, respectivamente– son «muy buenas opciones». Son de un tamaño similar a la Aledo aunque más alargadas. La primera procede de Murcia y la segunda de Sudáfrica, aunque también hay producción en Alicante. «Son muy dulces y, sobre todo, cómodas. Al no tener semillas, cada vez se comercializan más», comenta.

En la misma línea se encuentra la Thompson Seedless. En el caso de Gold Gourmet, es la variedad elegida para los paquetes preparados –frescas, lavadas y sin semillas– por los que opta mucha gente. «Lo que me niego a vender son uvas enlatadas. No tiene sentido. Es una tradición y, como tal, hay que cuidarla. Eso significa apostar por un producto fresco», dice.

Además, Pacheco tiene otros tipos de uva más grandes. «Pantagruélicas para tomarse doce seguidas», dice entre risas. Son la Muscat y la Red Globe. «Sea cual sea, llévese una buena uva, una glamurosa. Es, con toda seguridad, el lujo más barato que pondrá en su mesa esta Nochevieja», recomienda a sus clientes.

Variedades

Aledo de Vinalopó: es la más clásica y vendida para Nochevieja. Se produce en Alicante y tiene Denominación de Origen Protegida. Dulce, de piel fina y con pepitas. A 4,95 €/kg.

Sugraone:Es la uva blanca sin pepitas que más se vende para Nochevieja. Es dulce y crujiente como la Crimson. Se produce en Sudáfrica y en Alicante. A 6 €/kg.

Crimson:crujiente y de sabor dulce. Es una de las alternativas para aquellos que no quieren encontrarse pepitas. Procede de Murcia. El precio: 6 €/kg.

Thompson Seedless: es la variedad más extendida y cultivada en el mundo, tanto para consumo como para hacer pasas. No tiene semillas. El paquete de 12 uvas lavadas cuesta 1,95 euros.

Muscat: de grano grande, redondo y liso. De sabor muy dulce. Al igual que la Red Globe, destaca por su tamaño. Con pepitas y de piel gruesa. A 4,95 €/kg.

Red Globe: es muy atractiva visualmente por su tamaño y color. Sin embargo, al ser tan grande, no es la más adecuada para tomar en las campanadas. Dulce, con pepitas y de piel más gruesa. A 4,95 €/kg.