Dos encapuchados revientan la cabina de un camión en una estación de servicio de Madrid
Dos encapuchados revientan la cabina de un camión en una estación de servicio de Madrid - ABC
Sucesos

Media docena de mafias trabajan para empresarios en asaltos millonarios a camiones

Dueños de mercantiles de distribución, sobre todo de electrónica, pagan «a la carta» a los ladrones apenas el 30%

MADRIDActualizado:

«Camión sustraído en la estación de servicio del kilómetro 28,500 de la A5, dirección Badajoz. Es uno de marca Scania, de color blanco. Los que se lo han llevado iban en un BMW 320, robado también». Este mensaje, real, se repite cada semana. El asalto a tráilers siempre se ha producido, pero tanto fuentes de la Guardia Civil como de la Policía Nacional coinciden: se está produciendo un repunte muy notable en la casuística desde hace unos seis meses. Los ladrones son españoles, de unos 25 años. Tienen antecedentes por hurto de vehículo, robos con fuerza, alunizajes...

En la región, actualmente, se calcula que existe media docena de grupos de atracadores activos en estas lides. Algunos utilizan la violencia. Los Cuerpos de Seguridad vienen observando que grupos de empresarios encargados de la distribución, sobre todo, de material informático y electrodomésticos, contratan a estoss asaltantes. Para que roben a la carta. «Son dueños de mercantiles intermedias que tienen trato entre ellos, y se coaligan para comprar esas cargas que roban y las van recolocando en distintos comercios», explican fuentes de la investigación.

Carnés y placas falsas intervenidas a guardias civiles «ful»
Carnés y placas falsas intervenidas a guardias civiles «ful» - ABC

El montante de lo que se llevan es extremadamente alto. Solo la mercancía de una partida de televisores de gama media-alta puede alcanzar los 200.000 euros. Y, de ahí, para arriba: tabletas, teléfonos móviles de última generación, lavadoras, frigoríficos... «La moda existe porque tienen muy buena salida. Los distribuidores apenas gastan un 30% del valor y lo colocan a un precio mucho más competitivo. Si un camión trae 300.000 euros en carga, a los ladrones les pagan unos 80.000 euros por el asalto. Y, encima, lo abonan entre varios. El negocio les sale redondo», añaden otras fuentes, porque saben de antemano que los productos «ya los tienen colocados, bien en tiendas de segunda mano, en comercios normales o en naves del mercado negro».

Naves de Barajas y Amazon

Los investigadores esperaban que, tras la típica eclosión navideña de estos «palos», las aguas regresaran a su cauce. Pero nada más lejos de la realidad. «El otro día arramplaron con 200.000 euros en ruedas Bridgestone. La comisaría de Leganés localizó al conductor que se llevaba la mercancía robada, con el camión, porque el vehículo tenía instalado un GPS como medida de seguridad. El tráiler fue hallado en Navalcarnero. Es algo que ocurre semanalmente, no para».

Resulta muy complicado establecer zonas geográficas, porque, según el «modus operandi» utilizado, toda la Comunidad está siendo afectada por sucesos así. La que no se salva es la terminal de carga del aeropuerto de Barajas, una «mina» para estas bandas organizadas. O almacenes como el del gigante Amazon y sus alrededores.

«Santeros» a sueldo

Otros muchos casos se dan en demarcación de la Guardia Civil, porque uno de los escenarios más comunes son las estaciones de servicio. Mientras descansan los transportistas, rajan las lonas o incluso se llevan los remolques enteros. Hasta medio millón en una tacada, sobre todo en el caso de que el objetivo sea tabaco. Ahí, algunas bandas cuentan con «santeros» (chivatos) desde dentro de la empresa víctima. Uno de los casos es el de Logista, aunque sus camiones están balizados y cuentan hasta con cámaras de seguridad.

 No son nuevos y utilizan inhibidores de frecuencia. Al poco de salir de la empresa, en rotondas cercanas, le hacen el «sandwich» al tráiler, normalmente con todoterrenos de alta gama robados horas antes (que luego queman), o se hacen pasar por falsos policías en controles. «Si la mercancía es de marca barata, son 2 millones de euros en tabaco por ‘palo’; si son más cotizadas, pueden llegar a 3 y 4 millones. Luego, lo colocan a chinos de Cobo Calleja y también a rumanos y bares. Recientemente, se han producido tiroteos contra la Guardia Civil, como en la R-4 y en Pinto.