Última Hora La policía detiene a otros tres hombres por su relación con el atentado en Mánchester

Madrid

Manuela Carmena blinda la Pradera por las fiestas de San Isidro

El acceso de camiones al recinto ferial estará vetado desde mañana hasta el martes para evitar atentados terroristas

Trabajos de montaje de las atracciones en la Pradera de San Isidro - INMA FLORES / Video: Luis Enrique Belinchón

Durante las fiestas de San Isidro, el Ayuntamiento de Madrid volverá a poner en marcha el plan especial de seguridad que se aplicó en la Cabalgata de Reyes y en Semana Santa. Para evitar un nuevo ataque terrorista como el que ocurrió en abril en Estocolmo, el del pasado verano en Niza o el de diciembre en Berlín, el área de Salud, Seguridad y Emergencias, que dirige el concejal Javier Barbero, ha emitido un decreto por el que a partir de mañana se prohibirá la circulación de camiones de gran tonelaje en el recinto ferial de la Pradera durante los festejos del patrón de la capital.

El veto al tránsito de camiones se aplicarán los días 11, 12, 13, 14, 15, 16 y 17 de mayo. La medida afectarán a los vehículos de más de 3.500 kilogramos de M. M. A. (masa máxima autorizada), destinados tanto para el transporte de mercancías como el de personas. En esta resolución, firmada el pasado 5 de mayo por el coordinador general de Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Daniel Vázquez, se alerta de que «los festejos en la Pradera de San Isidro» son «eventos especialmente sensibles, dado que se desarrollan en espacios abiertos sin protecciones ni barreras físicas de ningún tipo».

El dispositivo de seguridad se considera esencial puesto que, según argumenta el texto, en este espacio «se producen grandes aglomeraciones de personas, tanto transitando como de manera estática, visitando las numerosas atracciones, puestos de venta de comida, casetas, etc.». Además, la Policía considera que la naturaleza del lugar en el que se celebra la festividad, una pradera abierta, «dificulta en gran medida o imposibilita el establecimiento de medidas de seguridad estáticas y barreras físicas adecuadas».

Antecedentes penales

Por todo ello, y con el propósito de garantizar al máximo la protección tanto de los madrileños como de los turistas, el decreto aconseja «establecer de modo anticipado y programado, medidas extraordinarias de control de paso y circulación del tráfico rodado de vehículos pesados, en un perímetro de seguridad alrededor del Recinto Ferial San Isidro».

El ámbito blindado es el que acotan la calle del General Ricados, la calle de la Oca, la avenida de Nuestra Señora de Valvanera, la Vía Carpetana, la calle de San Conrado, la avenida del Manzanares y la glorieta del Marqués de Vadillo.

Sólo estarán exceptuados de este mandato los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), los interurbanos de línea regular con inicio o final de trayecto en la zona sometida a las prohibiciones de circulación, y las unidades móviles de producción y retransmisión audiovisual.

ABC

Feriantes, conductores de camiones de carga y descarga y de otros vehículos pesados que necesiten pasar por esta zona en los horarios de las restricciones podrán hacerlo siempre y cuando acrediten la «absoluta necesidad de solicitar esta medida excepcional». Además, tendrán que indicar la marca, el modelo, la matrícula y las características técnicas del camión. En caso de que se trate de un transporte de mercancías, deberán incluir un manifiesto con el tipo de carga que se porta. Los agentes también comprobarán la filiación completa de las personas que ocupen el vehículo, tanto si se trata de los conductores, como de los copilotos o del resto de pasajeros. A todos ellos se les revisarán los antecedentes penales y se filtrará la documentación del coche.

En el caso de que los agentes detecten en el interior del vehículo una carga distinta a la acreditada o identifiquen a personas distintas a las que se les ha concedido la autorización, podrán denegarles el paso. Aunque, como se trata de una medida excepcional y temporal, los agentes no sancionarán a los vehículos que se encuentren en el interior del perímetro cuando comience a aplicarse la medida. No obstante, se les indicará la obligatoriedad de abandonar inmediatamente la zona. Y, en el caso de que se produjese cualquier tipo de resistencia o desobediencia por parte de los conductores o los acompañantes, éstos estarían incurriendo en infracciones administrativas e incluso penales.

Seguridad en el World Pride

En una reunión de la Policía Nacional se abordará mañana si se aplicarán estas mismas restricciones en el perímetro donde se realicen los festejos durante la semana de la celebración del Orgullo Gay mundial. Tal y como adelantó ABC, también se planteará la colocación de elementos arquitectónicos y vehículos policiales que sirvan de escudo de seguridad.

España se encuentra en nivel 4 de alerta antiterrorista y, por ello, no se pueden perder de vista eventos de gran afluencia como el de San Isidro o el World Pride 2017, que en este último caso atraerán, según los cálculos municipales, a más de dos millones de visitantes.

Toda la actualidad en portada

comentarios