Madrid

Los madrileños, los que más viven del mundo

La región tiene la mayor esperanza de vida de Europa: 84,9 años; y su nivel es superior al del país que ocupa el número uno, Japón, con 83,7 años

Un grupo de mayores participando en unas jornadas deportivas en el parque de El Retiro
Un grupo de mayores participando en unas jornadas deportivas en el parque de El Retiro - MAYA BALANYÀ

La esperanza de vida al nacer en la Comunidad de Madrid es la más alta de España y de Europa: 84,9 años -media ponderada-, según los últimos datos de Eurostat, la Oficina de Estadística de la Unión Europea en su último informe, de 2016. Frente a la media nacional de 82,8 años y la europea de 79,6. Madrid parece, a la vista de los datos, un buen sitio para nacer. Pero lo que resulta más asombroso todavía es que su esperanza de vida también es más alta que la del país que se sitúa en el número uno de este ranking en el mundo, Japón, con 83,7 años, de acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los madrileños -y, sobre todo, las madrileñas- vivimos más.

Diversificando por sexos, los madrileños tienen una esperanza de vida al nacer de 81,2 años, mientras que las mujeres la tienen de 86,5. Siendo muy altas, en el caso de las mujeres la cifra todavía la superan en Navarra (86,6 años). En el caso de los hombres, los residentes en Madrid son los más longevos de toda España. Ni el estrés de la gran metrópoli, ni el ritmo de vida acelerado, ni los atascos, ni la contaminación atmosférica, parecen hacerle sombra a otros factores que, sin duda, influyen en esta alta esperanza de vida de los madrileños. Como, por ejemplo, la calidad del sistema sanitario, una buena alimentación o el nivel de vida.

Sistema sanitario

La región madrileña presenta los mejores indicadores sanitarios de la Unión Europea tras Estocolmo, indica el Índice de Competitividad Regional de la UE. Así lo recordó ayer el consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, con motivo del Día Mundial de la Salud.

En este sentido, destacó el importante papel que juega la Atención Primaria en la salud de los ciudadanos: en los ambulatorios, asegura, se resuelven el 90 por ciento de los problemas de salud que se presentan. Madrid tiene la tasa más baja de mortalidad por enfermedades cardiovasculares - 194,93 personas por cada mil habitantes-, y también por tumores -215,36 por mil habitantes-.

El 91,6% de los mayores de 40 años se toman la tensión arterial, y el 96,6% de las mujeres mayores de 35 años se realizan una citología
Los hábitos preventivos también ayudan: según la Dirección General de Salud Pública, el 91,6 por ciento de los mayores de 40 años se toman la tensión arterial; el 96,6 por ciento de las mujeres mayores de 35 años se realizan una citología, y el 74,2 por ciento de las madrileñas de 50 o más años se hacen una mamografía al menos cada dos años.

¿Y la crisis? ¿Influye en la esperanza de vida? Expertos como Alberto Ortiz, vicedecano de Investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, ya mencionaban en 2015 esta posibilidad, al apuntar que el crecimiento de la esperanza de vida se había ralentizado en los últimos diez años, coincidiendo con la crisis económica.

Longevidad y crisis

Una sugerencia que viene a confirmar un artículo publicado en la prestigiosa revista británica The Lancet el pasado mes de enero: un estudio realizado sobre 1,7 millones de personas, relativo al impacto del nivel socioeconómico en la mortalidad teniendo en cuenta el puesto de trabajo, concluyó que un bajo estatus socioeconómico está asociado con una reducción de los años de vida.

En Madrid viven cuatro centenarios: tres son mujeres y uno hombre, y rondan los 106 años
En la actualidad, entre las 20 personas más longevas del mundo, 9 son de Japón, y una, de España. La mejor prueba son los cuatro centenarios que viven actualmente en las residencias de la Comunidad de Madrid: todos rondan los 106 y 107 años, tres son mujeres y uno de ellos es hombre.

La consejería de Familia y Asuntos Sociales, que dirige Carlos Izquierdo, tiene en marcha programas de envejecimiento activo, el término acuñado por la OMS para referirse a las fórmulas para mejorar el bienestar físico, social y mental de los mayores. Entre otros, hay talleres para que los mayores aprendan a utilizar el smartphone; para mejorar la calidad de vida (con ayuda de fisioterapeutas); charlas sobre aspectos jurídicos de interés; un «laboratorio de ideas para envejecer feliz»; una Escuela de Abuelos; y otras actividades.

Toda la actualidad en portada

comentarios