Cifuentes, Núñez Feijóoy Juan Vicente Herrera
Cifuentes, Núñez Feijóoy Juan Vicente Herrera - EFE

Madrid, Castilla y León y Galicia se alían para una mejor financiación

Los tres gobiernos pactarán también compartir servicios antes de f in de año

MADRIDActualizado:

Antes de que acabe el año, la presidenta madrileña Cristina Cifuentes citará en Madrid a sus colegas de cargo y partido Alberto Núñez-Feijóo y Juan Vicente Herrera, presidentes de las comunidades de Galicia y Castilla y León respectivamente. Juntos, firmarán una alianza que tiene como objetivo coordinar sus acciones en materias como transporte, turismo, lucha contra incendios, sanidad, pero también infraestructuras o financiación autonómica.

Cifuentes, Núñez-Feijóo y Herrera son los máximos responsables políticos de los mayores feudos populares: las comunidades -junto con La Rioja y Murcia- en las que aún gobiernan, tras el desastre electoral de mayo de 2015. En el caso del presidente gallego, es la única mayoría absoluta del partido en todo el territorio nacional.

La firma será la materialización de un trabajo que se inició hace ahora un año, con un primer encuentro entre el consejero de Presidencia de Madrid, Ángel Garrido, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, y el vicepresidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda. Buscaban fórmulas de colaboración que les permitan prestar mejor servicio a los ciudadanos. Desde entonces, ha habido más reuniones, a nivel técnico, para avanzar en las distintas directrices que fijaron los políticos.

Acuerdos puntuales

Está prevista la firma de acuerdos puntuales en zonas limítrofes entre comunidades -en el caso de Madrid, con Castilla y León-, en los que se puedan fijar fórmulas de colaboración en materias como transportes, extinción de incendios -ambas comunidades comparten el Parque Nacional de Guadarrama-, servicios de salud o promoción turística de las comunidades.

Otra de las posibilidades que están estudiando las tres autonomías con esta alianza es la de compartir servicios, para ganar en eficacia de cara a los ciudadanos y en eficiencia a la hora de gestionar los recursos públicos y evitar duplicidades.

Pero además de estos temas, hay otros en los que la alianza de los tres feudos populares también tendrá peso. Uno de ellos es el relativo a la financiación autonómica, un campo en el que está pendiente una reforma de cuyo acierto dependerá en buena medida la marcha de muchos servicios públicos en el futuro.

En este sentido, fuentes de la consejería de Presidencia explicaron a ABC que se pretende que esta alianza sea «un foro de debate para que las tres autonomías vayan con posturas políticas comunes» en asuntos como, precisamente, la financiación autonómica. Quieren que el nuevo modelo sea «justo y suficiente para todas», y que financie el cien por cien de las competencias esenciales transferidas.

Contribuyente neta

El consejero de Presidencia de Madrid, Ángel Garrido, ya avanzó sobre este asunto que Madrid, como contribuyente neta, aporta al modelo de financiación autonómica «el 80 por ciento del total de todas las autonomías». La intención de Madrid es continuar siendo solidaria, pero cree que necesita recibir entre 1.000 y 1.300 millones de euros más.

Otro asunto en el que quieren tener una postura unitaria es el de la finalización de las obras del tren de alta velocidad que una Madrid con Galicia. Una línea de AVE que acumula retrasos desde hace años, y para la que ya el pasado ejercicio realizaron una petición conjunta para que se cumplieran los plazos.