Javier Barbero
Javier Barbero - ABC

El juez ve ahora indicios de delito de odio e injurias en el chat de la policía municipal

El magistrado continúa con la causa y desecha la petición de orden de alejamiento de los tres agentes imputados sobre el compañero que les denunció, al no apreciar amenazas

MADRIDActualizado:

El titular del juzgado número 42 de Madrid ha decidido continuar con la investigación del caso del chat de los policías municipales y entiende que hay indicios de un delito de odio y otro de injurias. Por ello, no ve razones para la orden de protección solicitada por el denunciante como medida cautelar, al sentirse amenazado.

Se da, por tanto, la circunstancia de que el presunto delito original, el de amenazas, desaparece en principio de la causa y, tras la petición del Ayuntamiento (cuya personación ha sido aceptada por el magistrado) y de la Fiscalía, se incluyen los supuestos de odio e injurias. Así, también se admite que estén en la causa como perjudicados dos periodistas de los que se habla en el chat en mal tono, pero no se permite que entre el sindicato CC.OO., al que pertenece el denunciante original.