Momento del baile, en la fuente de la plaza de Colón
Momento del baile, en la fuente de la plaza de Colón - TWITTER

Independencia de CataluñaFrenético baile de un anciano en la fuente de Colón para reivindicar la unidad de España

Al ritmo de la célebre canción «Amigos para siempre», un señor de avanzada edad sacó el aplauso de todos los manifestantes tras moverse de forma emocionante en la fuente de la emblemática plaza

MADRIDActualizado:

Miles de personas (50.000, según la Delegación del Gobierno) convocadas por la Fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes), tomaron la mañana del pasado sábado la plaza de Colón y la calles aledañas en un acto en defensa de la unidad de España, la Constitución y el Estado de Derecho. «España unida jamás será vencida», fue uno de los cánticos más oídos en el acto, al que acudieron mayores y pequeños, algunos de ellos desde los balcones, y otros desde detrás de una gran bandera española.

Al ritmo de la célebre canción «Amigos para siempre», de Los Manolos, un señor de avanzada edad emocionó a todos los asistentes cuando, como se puede observar en el siguiente vídeo, se metió a bailar en la fuente de Colón. En el suelo de este emblemático espacio público se colocó, además, una gran bandera de España, al tiempo que resonaron consignas como «Puigdemont a prisión» o «Viva la Policía Nacional y la Guardia Civil».

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, criticó después la ausencia de los concejales de Ahora Madrid en la concentración y, recordó, que sí hubo concejales del Gobierno municipal de Manuela Carmena en una concentración, que no fue autorizada por la Delegación del Gobierno, en favor del referéndum «ilegal» del 1 de octubre en Cataluña.

«Los madrileños nos merecemos una alcaldesa que haga honor a la promesa que hizo cuando tomó posesión su cargo, que era guardar y hacer guardar la Constitución», señaló. Sin embargo, agregó, la conducta de Carmena es exactamente la contraria, «amparando gobiernos que pretenden golpes ilegales contra el Estado de Derecho y desamparando a aquellos ciudadanos de Madrid que se manifiestan sencillamente por España por la Constitución y por la Ley».