Fachada de la Igleisa de San Jerónimo el Real
Fachada de la Igleisa de San Jerónimo el Real - ISABEL PERMUY

Iglesia de San Jerónimo el Real: Camino a la belleza junto al Prado

Doce mil personas visitan cada año este espacio, encuentro entre la cultura, la historia y la devoción

MADRIDActualizado:

San Jerónimo el Real es la «Via Pulchritudinis» de la Iglesia en Madrid, camino de la belleza y de la cultura, itinerario privilegiado de Evangelio hecho piedra, diálogo con el mundo del arte. La historia que se hace vida a través de la mirada, la contemplación que reclama trascendencia en una geografía de gestión cultural, patrimonio de la humanidad.

Doce mil personas visitan al año este espacio de encuentro entre la cultura civil, el museo del Prado y sus aledaños, y la Iglesia. Ah, y no pagan por entrar en un templo respetuoso, todo él deslumbrante, música gregoriana en plano fondo. Blanco y pulcro. La historia que no ha dejado de ser historia, incluso la más inmediata, y que aún pesa. Arquitectura de estilos según la perspectiva que, al fin y al cabo, ése ha sido siempre el catolicismo madrileño, a lo Ortega y Gasset, punto de vista.

Si miramos la Iglesia de San Jerónimo desde la Carrera de su nombre, en el kilómetro cero de la democracia, atisbamos las enhiestas y altivas torres góticas que apuntan al cielo de un Madrid que es escala. Solo los árboles nos hablan de límites y fronteras. Porque el abrazo entre la arquitectura civil y religiosa, el encuentro del Papa Francisco, es algo más que pura coincidencia o proyecto político de una España que deslumbra por su capacidad de renacer de las cenizas.

La parroquia de San Jerónimo el Real (calle Moreto, 4), aristocrática ella, Real, siempre Real, es una almendra. Con unas tres mi almas, de las que ochocientas frecuentan con asiduidad el templo, se prepara para ser una parroquia puntera, abierta al mundo de la cultura y del arte, con muchos proyectos, renovada hasta su médula. «José Luis, reconstruye mi Iglesia…».

Conversar con el párroco actual -lleva siete meses-, don José Luis Bravo, siempre es una delicia. Son demasiadas las historias comunes como para no dedicarle algún tiempo al pasado y alguno menos al presente. Una vez que el párroco ha tomado el pulso a la feligresía, y que cuenta con un nuevo vicario parroquial, Luis Miguel Fraile, y varios adscritos, ha construido un proyecto de comunidad que va a dar que hablar. Por allí, además, no muy lejos andan, y viven, las Cruzadas de Santa María con su residencia universitaria frente al Retiro.

Servicios parroquiales

La cultura se hace caridad en la mirada del otro. Los 450 metros cuadrados sobre los que se sustenta el edificio de servicios parroquiales están dedicados a la caridad, con un grupo de señoras de una vena apostólica ejemplar. Están los grupos de narcóticos anónimos y de alcohólicos anónimos.

La caridad que nace de la cultura, y del culto, no puede ser más que generosa. Durante el curso 2016-2017 se han atendido 110 familias, 340 personas. Una larga mano que se extiende por toda la geografía de la Iglesia en Madrid. Son 31 las parroquias que se benefician de las ayudas de esta Iglesia, que recibe con la derecha y reparte con la izquierda. Hay que añadir el número de familias a las que se les reparte alimentos semanalmente en cantidades suficientes para la vida digna.

la parroquia cuenta con dos hermandades señeras: la de la Sagrada Familia y la Hremandad de los extremeños

La parroquia de San Jerónimo, vulgo los Jerónimos, cuenta además con dos señeras hermandades. La de la Sagrada Familia, una especie de Nobilitas Christiana, y la Hermandad de los extremeños que veneran a Nuestra Señora de Guadalupe. También radican en la parroquia varios grupos apostólicos, los Cursillos de Cristiandad y una comunidad de Comunión y Liberación. Ha comenzado su misión el grupo «Piedras vivas». Es muy rico el culto al Señor, y la liturgia que cada vez se mima más. Exposición con el Santísimo diaria por la mañana.

El coro de los Jerónimos, polifónico, que hay que tener en cuenta. Como su historia. Erigida en parroquia el 16 de mayo de 1883, en su origen Real Monasterio de San Jerónimo, está ligada a los siguientes nombres, entre otros: Enrique IV, don Rodrigo Borja, Miguel Martín o Martínez, los Reyes Católicos, el Conde-Duque de Olivares, Francisco de Asís de Borbón, Pascual Colomer, el cardenal Moreno, Pedro de Mena, Jerónimo Suñol, Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Battemberg, don Juan Carlos y doña Sofía, el cardenal Taracón… Qué más se necesita.