Turistas en la calle de Lavapiés (Centro)
Turistas en la calle de Lavapiés (Centro) - ISABEL PERMUY

Los hoteleros denuncian 16.000 pisos turísticos ilegales en Madrid

La Asociación Empresarial Hotelera de Madrid pide a la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid un marco normativo

MadridActualizado:

La Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM) señala la proliferación de los pisos turísticos como uno de los grandes enemigos del sector. Su presidente, Gabriel García, destacó esta semana que su crecimiento «descontrolado» remite a la «falta de previsión y planificación» del Gobierno de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento de la capital, al alza hasta llegar a cerca de 16.000 apartamentos al margen de la ley en la actualidad.

Según las cifras de AEHM, en el último año se ha pasado de 10.000 a 20.000 apartamentos turísticos en la región, de los cuales solo 4.000 están registrados en la Dirección General de Turismo de la Comunidad. García insiste en la «urgencia» de elaborar una normativa que regule su actividad y evitar no solo el agravio comparativo con la industria hotelera, sino el encarecimiento de los alquileres y la expulsión de los residentes en el centro de la capital.

Estas últimas cuestiones, precisamente, son dos de los argumentos del Ayuntamiento, que dirige Manuela Carmena, para poner freno a esta cuestión. De hecho, el edil de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, anunció en la última comisión del ramo que el Gobierno local pretende tener listo en el primer trimestre de 2018 un nuevo marco legal que «ponga orden» a estas viviendas. Calvo explicó que el primer paso es rearticular las normas urbanísticas y configuran un plan para que los funcionarios municipales puedan inspeccionar inmuebles. Será la Agencia de Actividades quien se encargue de ello, además de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), para acotar las modalidades del uso terciario de los inmuebles como hospedaje.

Pese a la denuncia de la asociación de hoteleros, lo cierto es que esta problemática se ha convertido en una prioridad para el equipo de Gobierno de Carmena, especialmente en el distrito Centro, la zona más masificada de la capital en este sentido.