Entrada principal del hotel Ritz
Entrada principal del hotel Ritz - JOSÉ RAMÓN LADRA

El Hotel Ritz cierra sus puertas hasta finales de 2019

Será sometido a una renovación de 99 millones de euros

MADRIDActualizado:

El Hotel Ritz de Madrid cerrará el próximo 28 de febrero con el fin de someterse a una renovación de 99 millones de euros, que se espera que esté acabada a finales de 2019. Durante el cierre, los trabajadores del hotel participarán en diversos programas de formación o se les proporcionarán asignaciones temporales en otros establecimientos de Mandarin Oriental -el grupo que lo adquirió en 2015- en preparación para la reapertura del hotel.

Desde que abrió sus puertas en 1910, el Hotel Ritz ha sido sinónimo de lujo, confort y excelencia en el servicio. Con los años, se ha convertido en anfitrión de la realeza, los políticos, los magnates y las celebridades, y es una parte integral de la sociedad de la capital de España. Está situado en el «Triángulo de Oro del Arte», una zona definida por los museos más importantes de la ciudad: el Prado, el Thyssen-Bornemisza y el Museo de Arte Moderno Reina Sofía.

La extensa renovación mejorará significativamente las instalaciones y los servicios del hotel conservando su exclusivo carácter, que está enmarcado en el estilo Belle Époque del edificio original. El arquitecto español Rafael de La-Hoz ha sido decisivo para proporcionar el contexto de la restauración histórica, mientras que los diseñadores franceses Gilles & Boissier han sido nombrados para supervisar los interiores con el objetivo de mejorar el atractivo de la propiedad, tanto para los clientes locales como internacionales, manteniendo el espíritu pionero de César Ritz.

La pareja de diseñadores ha creado un diseño sofisticado para las nuevas habitaciones del hotel, que enmarca un estilo residencial clásico pero contemporáneo para las 106 amplias habitaciones y 47 suites. Dentro del inventario de las suites, habrá varias especialmente exclusivas, con elementos de diseño únicos inspirados en las históricas conexiones del hotel con la ciudad, la cultura y el arte español. Una lujosa Suite Real de 188 metros cuadrados contará con magníficas vistas al Museo del Prado.

El diseño de los espacios comunes se centrará en la cuidadosa restauración de los muchos elementos arquitectónicos interiores del hotel, e incorporará una serie de valiosas piezas artísticas de la extensa colección de la propiedad que incluye candelabros de cristal, pinturas antiguas, frescos y esculturas. La reinstalación de una cubierta de cristal en el centro del hotel permitirá que la luz inunde el salón, de la manera en que lo hacía cuando se inauguró la propiedad. El restaurante principal del hotel se trasladará a su espacio original, con acceso directo a la terraza.

La terraza ajardinada, uno de los espacios al aire libre más queridos de la ciudad, continuará brindando el entorno más elegante para comer al fresco. Se agregará a las instalaciones un nuevo y dinámico bar, diseñado para convertirse en un lugar de encuentro tanto para los clientes locales como para los huéspedes. Todas las salas de reuniones del hotel serán restauradas. Otras instalaciones incluirán un gimnasio completo y una piscina cubierta, con una variedad de experiencias de spa, calor y agua.

«Durante más de 100 años, El Ritz ha sido un icono de esta vibrante ciudad. La amplia renovación está diseñada para asegurar su posición como uno de los hoteles más legendarios del mundo. Tenemos la intención de hacer que la sociedad local esté aún más orgullosa de este establecimiento histórico cuando les demos de nuevo la bienvenida tras la reapertura», ha afirmado James Riley, Director Ejecutivo de Mandarin Oriental Hotel Group.