El autobús de HazteOír que niega la transexualidad en los niños - ABC

La Fiscalía de Madrid abre una investigación sobre el bus «antitransexualidad» por un delito de odio

El autobús no ha circulado por las calles de la capital, pese a la amenaza de HazteOír, que intentó saltarse la prohibición

La plataforma recurrirá lo que ha definido como un «secuestro» y preparan una querella por prevaricación

MadridActualizado:

La Fiscalía Provincial de Madrid ha abierto una investigación sobre el autobús «antitransexualidad» de HazteOír por un presunto delito de odio, tipificado en el artículo 510 del Código Penal. Pese a que la plataforma amenazó con saltarse la prohibición del Ayuntamiento de la capital, no ha podido circular y el vehículo sigue inmovilizado. La alcaldesa, Manuela Carmena, ha reiterado que su equipo de Gobierno ya ha puesto en marcha los mecanismos a su alcance para «evitar que efectivamente pueda producirse un delito de odio».

La Sección de Delitos de Odio, a cargo del caso, ha solicitado al fiscal una serie de medidas por el riesgo de «perpetuación» en la comisión del delito, habida cuenta de la intención de la organización de volver a circular con el bus. Ante este riesgo, y el de la «alteración de la paz pública y creación de un sentimiento de inseguridad», se insta a acordar la medida cautelar de prohibición de la circulación e inmovilización del autobús hasta que no se retiren de los autobuses con los mensajes discriminatorios.

Desde la plataforma califican el veto como un «secuestro» y aventuran una querella por prevaricación. La portavoz de HazteOir, Teresa García Noblejas, ha declarado a las puertas del Palacio de Cibeles que el bus sigue en una nave en Coslada, lo que ha impedido que circulara por Madrid y saliera a Valencia. «En estos momentos, entendemos que nuestros derechos como asociación legal y como ciudadanos están siendo vulnerados. Cuando recibamos el supuesto escrito de la Fiscalía podremos recurrir, al estar vulnerada la libertad de expresión, de información, de asociación y de circulación; pondremos una querella si entendemos que hubiera prevaricación», ha asegurado en declaraciones recogidas por Efe.

García Noblejas estaba acompañada por unas decenas de simpatizantes, que portaban carteles con consignas contra Manuela Carmena y Cristina Cifuentes: «Libertad de expresión. Carmena censora; Cifuentes censora».

Amenaza incumplida

La organización aseguró hoy mismo que iba a recorrer las calles de la capital. HaztOír tenía programado un itinerario con parada a mediodía en la glorieta de Cibeles, frente al despacho de Manuela Carmena. No obstante, fuentes municipales insisten que el vehículo está inmovilizado en un almacén, cuya ubicación no ha sido revelada por seguridad, y que su salida es inviable.

El Gobierno de Carmena detalló a última hora del martes que había vetado la circulación del autobús porque vulneraba las ordenanzas de Publicidad Exterior y Movilidad. «Rechazamos profundamente esta práctica discriminatoria, violenta y ofensiva», dijo por la mañana la portavoz, Rita Maestre, sobre la campaña que niega la transexualidad de los niños bajo el lema «Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen».

A pesar de las indicaciones del Ayuntamiento, HazteOír asegura que el bus circuló con normalidad durante todo el martes, que solo cambió de ubicación por indicación de la Policía Municpal y que hoy hará lo propio durante la mañana. La plataforma, asegura, seguirá adelante en su denuncia contra las leyes de «adoctrinamiento sexual». Ignacio Arsuaga, presidente de la organización¡ ha dicho que seguirán recordando a los ciudadanos «un dato científico irrebatible», con el objetivo de «defender la libertad de los padres para educar a sus hijos frente a las ideas impuestas por la ideología de género y sustentadas por los grupos LGTBi».

La Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid también aseguró que iba a denunciar el polémico autobús ante el Ministerio Fiscal por un supuesto delito de LGTBIfobia, según lo dispuesto en un informe de la Abogacía del Estado. La actuación de la Fiscalía remite a esta denuncia y a otra de la Policía Municipal.