Ramón Espinar, secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid
Ramón Espinar, secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid - ABC

Guerra entre Espinar y Podemos Alcalá

El consejo ciudadano de la formación se desmarca de la decisión de su secretario general en la Comunidad de Madrid de suspender de militancia a cuatro de sus concejales

MadridActualizado:

El Consejo Ciudadano Municipal de Podemos de Alcalá de Henares se ha desmarcado este lunes de la decisión de Podemos de Comunidad de Madrid de suspender de militancia a los cuatro concejales de Somos Alcalá, tras la denuncia de la Fiscalía por prevaricación, ha mostrado su apoyo a los ediles y ha acusado al secretario general de la formación morada en Madrid, Ramón Espinar, de no ser imparcial.

«Ante el comunicado de Ramón Espinar en el cual se intervenía la organización de Podemos de Alcalá de Henares; como Consejo Ciudadano Municipal de Podemos queremos expresar nuestro apoyo y solidaridad con las compañeras y compañeros suspendidos temporalmente», han señalado en un comunicado desde el Consejo Ciudadano de Podemos Alcalá.

Asimismo, la formación morada alcalaína ha expresado su «asombro» por el «tono» en las declaraciones ante los medios del secretario general de Podemos de la Comunidad usando, a su juicio, «términos y tonos impropios de las nuevas formas de hacer política y del respeto a la imparcialidad, que recuerdan antiguos tic de verticalismo».

Además, han criticado que Espinar «no tiene competencias en base a la legalidad interna de Podemos», y que use para ello el Consejo de Coordinación. «Ese órgano no puede suspender de militancia (que sería una decisión del Comité de Garantías) ni puede romper la relación de la Asamblea Ciudadana de un municipio con una candidatura electoral», dicen.

A juicio de Podemos Alcalá, si se debe hacer una suspensión de militancia a alguien, «debe ser, según la normativa propia, la Comisión de Garantías quien la lleve a cabo». Según han explicado, es esta Comisión la que debe tomar una decisión en «libertad» y «sin presiones políticas o personales».

«Parece obvio que las decisiones se toman por dar veracidad a una presión mediática del PP amplificada por los medios de la derecha, que quieren tumbar el proyecto de Podemos», han añadido. Además, Podemos Alcalá ha insistido en que la intervención de Ramón Espinar es «el último capítulo de una serie de presiones, ninguneos, boicots y operaciones de paracaidistas» con el fin de «desestabilizar, vaciar y controlar uno de los círculos más activos de Madrid».

Por otro lado, han indicado que si se debiera disolver la relación entre la Asamblea Ciudadana de Podemos y la candidatura de Somos Alcalá, esa decisión «sólo le corresponde a las personas inscritas» en la ciudad. «La campaña de la derecha y las decisiones de la dirección de Madrid dejan malos tiempos en nuestro círculo. Mucho ánimo a nuestros compañeros de un círculo vivo con capacidad de movilización y respuesta ante los retos que Podemos ha tenido en sus tres años de vida y lucha. Gracias el esfuerzo, pero aún no hemos terminado. Defendamos Alcalá y un futuro mejor para toda la ciudadanía», ha concluido Podemos Alcalá.