Grupos radicales del boicot a González están detrás del «Rodea el Congreso»

La Policía blindará la zona con 600 agentes antidisturbios, ante la previsión de graves altercados violentos

MadridActualizado:

La convocatoria «Rodea el Congreso», para la jornada del sábado por la tarde (coincidiendo con la previsible investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno), tiene detrás a los colectivos antisistema más radicales de Madrid. Bajo el paraguas de la Coordinadora 25-S, que es la que promueve la manifestación, se encuentran, entre otros muchos grupos, la Federación Estudiantil Libertaria (FEL) e Izquierda Castellana (IC), brazo político de los autodenominados antifascistas. Se da la circunstancia de que estas dos entidades, con implantación universitaria y, en el caso de IC, sobre todo en el barrio de Vallecas y Valladolid, fueron las que organizaron el escrache al expresidente del Gobierno Felipe González y al periodista Juan Luis Cebrián. Ocurrió en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) el pasado 19 octubre, cuando iban a participar en una conferencia.

El pasado 23 de octubre, domingo, la Coordinadora 25-S se reunió con 50 colectivos radicales en la Casa Roja, un centro okupa de la capital. Allí decidieron convocar la protesta. Desde entonces, buscan adhesiones de otras entidades. Entre estas se encuentran las mencionadas Izquierda Castellana (y sus juventudes, Yesca) y la FEL. Ambas representan las dos vertientes del movimiento antisistema: los antifascistas (más numerosos y activos) y los anarquistas (que entrañan mayor peligrosidad por sus lazos con el insurreccionalismo).

Además, se encuentran otros tres grupos que en los últimos años han ganado protagonismo en las algaradas callejeras y que tienen un eje común: el delincuente Alfonso Fernández Ortega, «Alfon», condenado a cuatro años de cárcel tras ser sorprendido portando explosivos y metralla en Vallecas a primera hora de la huelga general del 14 de noviembre de 2012. En torno a este falso «mártir» del antifascismo se aglutinan la plataforma de apoyo que lleva su nombre (a la que pertenecen algunos concejales de Manuela Carmena, como Paco Pérez y Rommy Arce); el grupo Madres contra la Represión (liderado por la de «Alfon» y la del menor Carlos Palomino, asesinado por el militar neonazi Josué Estébanez de la Hija); y el sector violento de los Bukaneros (unas 70 personas del total de 300 con que cuenta este grupo), los ultras del Rayo Vallecano.

IU y el PCE, también

También participarán las Brigadas y la Coordinadora Antifascista, así como Izquierda Anticapitalista, el Partido Comunista de España (PCE) e Izquierda Unida. El máximo dirigente de esta última, Alberto Garzón, ha anunciado su presencia, como hizo en una convocatoria simillar anterior, siendo ya diputado del Congreso. También han hecho guiños a la convocatoria, sin sumarse a ella como partido, miembros destacados de Podemos.

Ayer mismo, dos mujeres cursaron la comunicación por vía de urgencia a la Delegación del Gobierno para realizar la marcha. Lo hicieron a modo particular, aunque se trata de miembros de la Coordinadora 25-S. En el documento se habla de una previsión de 10.000 asistentes; aunque esta cifra es meramente indicativa, de cara a poder calcular el número miembros de servicios de emergencias, tráfico y seguridad necesarios. Fuentes de la Delegación del Gobierno indicaron a este periódico que los técnicos de la Unidad de Derechos Ciudadanos están estudiando ya la comunicación y se espera que hoy haya una resolución.

El itinerario arranca a las seis de la tarde del sábado. Se intenta así que coincida con la hora de la votación de los diputados. Los radicales quieren salir de Neptuno (a dos pasos del Congreso), para tomar el paseo del Prado, la plaza de Cibeles, la calle de Alcalá y la Puerta del Sol.

Toda esa zona estará blindada. Solo de las Unidades de Intervención Policial o antidisturbios, habrá 600 agentes. Además de la Primera Unidad de Madrid, se echará mano de la Unidad Central de Intervención y del refuerzo de las de Sevilla y Granada. Se han suspendido incluso libranzas. A ellos hay que sumar las UPR, la Unidad de Subsuelo, la Brigada de Información y la Policía Municipal, entre otras, y medios aéreos.