Los cuatro ediles de Somos Alcalá investigados, a su llegada al juzgado de Alcalá
Los cuatro ediles de Somos Alcalá investigados, a su llegada al juzgado de Alcalá - DE SAN BERNARDO

El gobierno de Alcalá rechaza abrir una investigación sobre las subvenciones a afines de Podemos

El PSOE y Somos Alcalá han votado en contra de la comisión de investigación; la oposición en bloque ha dicho sí

MadridActualizado:

El gobierno de Alcalá de Henares, formado por el PSOE, Somos Alcalá (la marca municipal de Podemos) y la única concejal del grupo mixto (ex de IU), ha impedido abrir una comisión de investigación en torno a las subvenciones bajo sospecha concedidas a grupos afines a Podemos, proceso por el que cuatro ediles de Somos están imputados por prevaricación administrativa. La moción, presentada por el PP, fue en vano gracias a la mayoría absoluta de la que goza la coalición; solo fue apoyada por Cs y España 2000.

Para el PP, esta negativa es una «grave irresponsabilidad» que afectará a todo el PSOE de Madrid, especialmente porque el alcalde del municipio, Javier Rodríguez, es el presidente del Comité de Ética. «Quien no tiene nada que esconder no tiene miedo a que se investigue; el rechazo a que se investiguen las subvenciones traslada a los ciudadanos la sensación de que hay cierta sensación de culpabilidad», ha dicho el portavoz popular, Víctor Chacón.

La proposición, celebrada este viernes, se ha debatido en el único punto del pleno extraordinario convocado. La pretensión era abrir una comisión especial para «estudiar y analizar la adjudicación de contratos, convenios y subvenciones que pudieran ser realizadas de forma irregular y determinar las responsabilidades políticas de los concejales del equipo de Gobierno en relación a la adjudicación de subvenciones que están siendo objeto de investigación judicial».

Fuentes municipales explicaron a este periódico que se ha votado en contra porque «no hay daño económico para el Ayuntamiento ni están en tela de juicio las bases» del concurso: «No guarda ningún paralelismo con anteriores comisiones de investigación de anteriores etapas, como el caso de cofely-waiter music en el marco de la púnica, que causó un perjuicio de millones de euros para los vecinos y vecinas de Alcalá».

No obstante, aunque los concejales imputados (Jesús Abad, Laura Martín, Brianda Yáñez y Alberto Egido) insisten en que el origen de los 40.000 euros concedidos es el excedente de sus bajadas de sueldos, lo cierto es que el dinero entregado sí procede de las arcas municipales, ya que no era una donación personal.

Concesiones «subjetivas»

Este extremo es algo que los propios acusados han reconocido, aunque nunca de forma pública. Abad, secretario general de Podemos en la localidad complutense, fue grabado diciendo que sí habían contratado a gente de Somos para estos proyectos: «Sí. Lo digo alto, claro y con orgullo: ¡Sí!». Pero hay más. En un chat de mensajería instantánea, el mismo concejal dejaba claro que la concesión de estas ayudas debía ser «100% subjetiva».

Los ediles, que declararon ante el juez el pasado 11 de diciembre, están acusados de conceder subvenciones a dedo a colectivos en los que figuran miembros de su mismo partido. Como adelantó ABC, algunos de los beneficiados tienen una relación más que evidente. En la adjudicataria Simbiosis está Ignacio Gómez Guerrero, que concurrió en el número 11 de la lista de Somos Alcalá en mayo de 2015; así como María Rodríguez Mazzei, que lo hizo en el puesto 24. El representante de la beneficiaria Kyopol, Pedro Prieto Martín, participó en las primarias, es miembro de Somos Alcalá y registró y pagó el dominio de la formación y de Podemos. La Fiscalía Anticorrupción, además, señaló en su escrito de acusación que existe una «vinculación directa» entrelos colectivos y Somos.