El BMW robado de la banda, estampado contra el coche policial
El BMW robado de la banda, estampado contra el coche policial - ABC
Sucesos

La Fiscalía pidió cárcel para los aluniceros del «Pirulí», pero la juez la denegó

El Ministerio Público recurre en reforma la decisión que ha dejado en libertad con cargos a los tres delincuentes, que hirieron a cuatro policías

Actualizado:

La decisión de dejar en libertad con cargos a la banda de aluniceros detenida este sábado en el «Pirulí» no ha gustado nada en la Fiscalía. Según ha podido saber ABC, el Ministerio Público, durante la vistilla celebrada el pasado lunes en el juzgado de Instrucción número 19 de Madrid, reclamó a la magistrada que los encartados ingresaran en prisión provisional.

Pesaban en contra de estos sujetos la reiteración delictiva y la gravedad de los hechos: dejaron heridos a cuatro policías y sumaban hasta reclamaciones judiciales. Su cabecilla, Santiago Alfonso Acedo, es español de 1978, y tenía dos compinches marroquíes, de 35 y 29 años. Fiscalía ha recurrido en reforma para que sean internados ya.

Sin embargo, la petición fue desoída y la juez Inmaculada Iglesias los dejó en la calle con tres medidas cautelares: el «apud acta» (deben presentarse ante las autoridades judiciales cada quince días); prohibición de salir del territorio nacional y retirada del pasaporte.

La togada ha recibido el abultado atestado policial, sigue analizándolo y podrá concretar y ampliar las imputaciones.

Como adelantó ABC, están acusados de robo con fuerza (esa misma noche reventaron un bar de Chamberí y la tienda de lujo Lottusse, en Serrano), atentado a agente de la autoridad (dos policías nacionales y dos municipales) robo de coche (el BMW X5 que utilizaron fue sustraído el 13 de enero en Las Rozas), falsedad documental (llevaba dobladas las placas de un Mini Cooper) y delito contra la Seguridad Vial.

El suceso se produjo a las 6.30 de la mañana del sábado, cuando los vecinos avisaron a la Policía sobre el asalto, a palancazos, de la mencionada tienda Lottusse de Serrano, 68, en plena Milla de Oro. Llegaron los primeros coches patrulla, pero los delincuentes pisaron el acelerador. Llevaban tabaco de un bar al que acababan de robar, dinero en efectivo de la máquina expendedora, seis bolsos y siete abrigos de piel, y herramientas para el golpe, como palancas de hierro. El valor del botín es de 17.000 euros, indicaron fuentes del caso.

La persecución transcurrió por Serrano, hacia el túnel de O'Donnell, buscando la M-23 para enganchar con la M-30 o M-40. Pero la Policía Municipal de Retiro se les cruzó en las inmediaciones del «Pirulí», donde se produjo la brutal colisión. No contentos con ello, los ladrones bajaron del coche y se metieron en Torrespaña, donde fueron apresados.

Hay policías con roturas de muñeca, tobillo y demás lesiones, tanto municipales como del Grupo de Atención al Ciudadano (GAC), que acrtuó junto a las Unidades de Prevención y Reacción (UPR) de la Brigada de Seguridad Ciudadana del CNP en Madrid.