Vista pública en el Supremo para revisar los recurso de casación
Vista pública en el Supremo para revisar los recurso de casación - Efe
Tribunales

La fiscal acusa a Flores de saltarse todas las medidas de seguridad

Asegura, en la vista de los recuros de casación en el Supremo, que no fue un hecho fortuito y que en el riesgo cooperaron todos los condenados

MadridActualizado:

Miguel Ángel Flores, condenado a cuatro años de cárcel por la tragedia del Madrid Arena, se saltó «absolutamente todo lo relacionado con los controles de acceso y seguridad interior en el recinto municipal». Así de tajante se expresó la fiscal del caso en la vista celebrada ayer en el Tribunal Supremo. El objetivo era revisar los 18 recursos de casación contra la sentencia dictada por la Audiencia Provincial.

La portavoz del Ministerio Público dijo que Flores fue el principal responsable de lo ocurrido en la fiesta de Halloween de 2012, en la que perdieron la vida cinco jóvenes de entre 17 y 20 años. La fiscal recalcó que «el riesgo lo generaron tanto Flores como el resto de condenados que cooperaron con él». Las causas: un sobreaforo acreditado por el exceso de venta de entradas que hizo que en el recinto llegase a haber unas 22.000 personas, frente a las 10.620 previstas, junto al cierre de vomitorios y vías de evacuación.

«Flores era el último responsable. Conocía perfectamente el edificio y sus limitaciones, sabía de los riesgos que entrañaba no tener seguridad interior, al igual que Kontrol 34, la empresa que supuestamente contrató para ello», zanjó la representante del Ministerio Público.

Así contestó a la exculpación que hizo la defensa del promotor de la fiesta mortal, de Diviertt, quien en su alegato pidió su absolución, al considerar que no quedó acreditada la principal prueba de cargo: el sobreaforo derivado por la venta excesiva de entradas por el «afán de lucro, lo que le hizo no solo evitar riesgos sino crearlos», como recalca la sentencia de la Audiencia Provincial.

Su abogado culpó al Ayuntamiento de Madrid del suceso «por las graves deficiencias del recinto que han impedido que tenga licencia y por imponer la seguridad por contrato». Así las cosas, llama la atención que Flores hubiera celebrado ahí una treintena de eventos, cuando la pista central no se puede evacuar en caso de fuego, indicó su letrado.

Las acusaciones de dos de las víctimas solicitaron que los doctores Carlos y Simón Viñals, que fueron absueltos, sean condenados. La abogada de la familia de Katia Esteban indicó que «ambos se desentendieron de la joven, vulneraron las normas de su profesión». Con su no actuación, agregó, incrementaron el riesgo de muerte de las tres chicas trasladas a la enfermería. La letrada de Cristina Arce, arremetió contra Simón «al incurrir en errores de diagnóstico terribles, ya que la dio por muerta cuando estaba en parada». Además, recurrió la indemnización otorgada a la familia por insuficiente. «La muerte fue agónica y las víctimas fueron conscientes en todo momento de que perdían la vida».