Así fue la fiesta de Año Nuevo en Lab - ABC

La fiesta discotequera de Año Nuevo de la empresa de Flores: «Fue como la antigua Space de Macumba»

«La gente fumaba en la pista de baile. Fue como la sesión de toda la vida», coinciden los asistentes

MadridActualizado:

«Fue como la famosa sesión Space que montaba Miguel Ángel Flores en la discoteca Macumba, la de toda la vida». Así resume uno de los asistentes lo que se vivió en la sala Lab de la estación de Chamartín durante la fiesta de Año Nuevo en la que participó el condenado a cuatro años de cárcel por la muerte de cinco chiquillas en el Madrid Arena.

«La gente fumaba en la pista y había quienes iban drogados hasta la médula», explica a ABC otra de las personas que allí permaneció hasta las cuatro y media de la madrugada de ayer.

Lo que publicitaba el Grupo Alonso, nuevo gestor del espacio alquilado al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), era un «concierto electrónico». La firma, para la que trabaja Flores, como coordinador de Desarrollo de Negocio, tiene concedida una licencia de restaurante-espectáculo para la sala Lab. Sin embargo, es el permiso de discoteca, según reza la ley al respecto de la Comunidad de Madrid, el que contempla que haya pistas de baile en un recinto. Los restaurantes-espectáculo pueden ofrecer solo «variedades», no funcionar como discotecas. Lab se vende como un «pabellón multiuosos diseñado para la celebración de eventos, conciertos y sesiones audiovisuales».

«Pero en realidad fue una fiesta discotequera, con baile y Dj. Es más, hasta los sofás y las barras de bebidas están en el mismo lugar que cuando era Macumba. Solo cambian la decoración y los baños», señala otra asistente.