Venta de libros de texto en una gran superficie
Venta de libros de texto en una gran superficie

Cs exigirá en la Asamblea que los libros de texto sean gratis para todos desde septiembre

El Gobierno regional insiste en que no da tiempo a aplicar la ley de gratuidad el próximo curso, por lo que sólo la disfrutarán las 150.000 familias con menor renta

MADRIDActualizado:

La «guerra de los libros de texto gratuitos» está a punto de estallar entre PP y Ciudadanos. La formación naranja promovió una ley que fue finalmente votada y apoyada por todos en la Asamblea de Madrid, para que se aplicara desde el próximo curso un sistema de préstamo de libros entre familias que permitiría la gratuidad total de estos textos. Pretendían que el programa fuera universal, esto es, para todos los padres independientemente de su renta, y así lo recoge la ley. Pero no ha habido tiempo material, alega el Gobierno regional, para ponerla en marcha este curso próximo, por lo que de momento sólo se aplicará a las 150.000 familias con rentas más bajas.

Cs no está de acuerdo con este «recorte» de la idea original, y por eso va a llevar este jueves al pleno de la Asamblea de Madrid una proposición no de ley para que se revoque de inmediato la orden de la consejería de Educación que regula esta gratuidad, por «incumplir flagrantemente los términos de la ley» que fija que esa condición sea universal, para todos los alumnos.

Además, exigen al Gobierno regional que dicte con «absoluta urgencia» el reglamento que desarrolla la ley de gratuidad. Recuerdan que esta se aprobó en junio del año pasado, y en ella se fijaba un plazo de seis meses para dicho reglamento, plazo que finalizó en enero, hace seis meses.

La formación naranja, cuyo portavoz es Ignacio Aguado, defiende que el sistema de préstamos que recoge la Ley de gratuidad de libros de texto no exigiría una gran inversión de inicio: sólo que los colegios lo pusieran en marcha entre las familias, de manera que unos padres cedan la colección de libros de su hijo y, a cambio, reciban en cesión los de otro alumno del curso siguiente.

22 millones de euros

Desde la consejería de Educación, que dirige Rafael van Grieken, explicaron ya en abril que la razón de este retraso está en la nueva ley de contratos del sector público, que reduce el umbral de los contratos menores a 15.000 euros. Esto limita a esa cifra la que se puede gastar cada centro en nuevos libros, salvo que acudan a un Acuerdo Marco. «Si un director traspasara este límite, incurriría en ilegalidad», recuerdan.

Para el próximo curso, se han presupuestado 22 millones de euros para la adquisición de libros por parte de los colegios, con los que se podrá iniciar la puesta en marcha del programa de gratuidad beneficiando a unas150.000 familias, las de menores ingresos.

El Acuerdo Marco, que ya se está elaborando, permitirá a partir del curso 2019-20 incorporar a la bolsa de libros en préstamo las cantidades necesarias de textos como para que estos lleguen al grueso de los alumnos, independientemente de su nivel de renta. En todo caso, recuerdan en Educación, ya está creado el sistema que permite a cualquier colegio poner en marcha el proceso entre las familias, si así lo desean.