Los hechos ocurrieron en la línea 147, dirección Callao
Los hechos ocurrieron en la línea 147, dirección Callao - MAYA BALANYÁ

La dura historia del conductor que evacuó un autobús de la EMT: «Mi padre ha muerto»

La empresa recalcal que actuó correctamente al hallarse en un «fuerte estado de ansiedad» y que los usuarios tan solo esperaron dos minutos para ser recogidos

MADRIDActualizado:

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) indicó ayer en las redes sociales que el conductor que evacuó un autobús tras conocer la muerte de su padre actuó correctamente al hallarse en un «fuerte estado de ansiedad» y que los usuarios tan solo esperaron dos minutos para ser recogidos por el siguiente autobús.

Los hechos ocurrieron ayer cuando el conductor de un autobús de la línea 147, dirección Callao, pidió a los viajeros que se bajaran en una parada de la calle Melchor Fernández Almagro, a la altura del número 82 (barrio del Pilar), tras enterarse de la muerte de su padre y no encontrarse en condiciones de llevar el vehículo.

Alrededor de las 13.20 horas, el conductor, de mediana edad, detuvo el vehículo en lo que parecía una habitual pausa para recoger a los viajeros que esperaban junto a la marquesina de la parada 1784 de EMT.

Sin embargo, el hombre salió del habitáculo especial que tienen reservados los conductores y se dirigió a los viajeros: «Me acaban de comunicar que mi padre ha muerto. No me encuentro en condiciones de seguir garantizando su seguridad por lo que les pido que bajen del autobús y esperen al siguiente».

Los viajeros, en su mayoría personas ancianas, reaccionaron inmediatamente a la petición del conductor, que se encontraba ligeramente pálido y cariacontecido. Algunos de ellos mostraron sus condolencias y le preguntaron si se encontraba bien, a lo que señaló que la muerte de su padre «era una noticia esperada, ya llevaba tiempo mal».

En su perfil de Twitter, la EMT destaca que ante el fuerte estado de ansiedad el conductor actuó de forma correcta y que, en coordinación con el Centro de Control de la empresa municipal, la evacuación y traslado de viajeros al siguiente bus se hizo «sin novedad con tan solo 2 minutos de espera».