La Policía revisa los daños causados en una sucursal bancaria - ABC

Los disturbios de Lavapiés dejan seis detenidos y 20 heridos, 16 de ellos policías

Entre los detenidos, hay una mujer y un menor de edad

Actualizado:

Seis personas de nacionalidad española han sido detenidas, veinte personas han resultados heridas -16 de ellas policías- y numerosos destrozos en las calles se han producido durante la protesta por la muerte de Mmame M., el senegalés mantero que murió en la tarde de ayer de un paro cardíaco en el barrio de Lavapiés de Madrid.

Así lo ha informado un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, quien ha especificado que de las seis personas detenidas hay una mujer y un menor de edad. La misma fuente ha añadido que durante las protestas, que se desarrollaron entre las 20.50 horas del jueves y la 01.30 horas de esta madrugada, se han ocasionado numerosos destrozos como los sufridos por tres sucursales bancarias, a las que algunas personas han accedido al interior y robado monitores y diverso material.

También, durante las protestas se han plantado barricadas, producido incendios en contenedores y mobiliario urbano. Bomberos del Ayuntamiento de Madrid han tenido que sofocar las llamas provocadas en dos inmuebles situados en las calles de Mesón de Paredes y Argumosa.

El portavoz ha referido que durante la protesta han actuado varias dotaciones de la Unidad de Intervención Policial y de la de Prevención y Reacción. Los sucesos han tenido lugar tras un control de la policía municipal contra el top manta en el barrio de Lavapiés de Madrid.

Según pudo presenciar Efe, los protagonistas de esta protesta quemaron bolsas de basura a la entrada de la boca del Metro de Lavapiés, lo que obligó a los vigilantes de seguridad a retener a los viajeros que se apeaban en esta parada durante unos minutos.

Cuando los pasajeros salieron a la plaza, observaron diversos focos, así como la llegada de varias furgonetas de las Unidades de Intervención Policial -los antidisturbios- para controlar la situación. A su vez se cortó al tráfico la calle Valencia, que une la Ronda de Atocha con la plaza de Lavapiés, donde ayer murió de un paro cardiaco el joven senegalés, que estaba vendiendo perfumes.

En las calles que confluyen en la Plaza de Lavapiés había contenedores volcados y diversos desperfectos ocasionados por la protesta. Pasadas las 22.00 horas de la noche, en la calle Argumosa, varios encapuchados arrancaban señalización viaria y quemaron árboles de la vía, mientras los vecinos reclamaban a gritos la presencia de los bomberos y arrojaban agua para sofocar las llamas.