Crimen de la auxiliar de enfermería

Dicharachera y amante de los cambios de «look»

«No puede ser ella, es muy trabajadora y muy maja», explica el entorno de la auxiliar de Alcalá detenida por el presunto asesinato de una anciana

MadridActualizado:

Auxiliar de enfermería desde hace más de una década en el Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, Beatriz López Doncel, de 37 años, era descrita en su entorno como muy dicharachera. Nadie había notado nada extraño en ella en los últimos tiempos.

«Estaba igual que siempre y le encantaba cambiar de "look"», explicaban en el barrio de la Estación de la Ciudad Complutense en donde residía. Ahí tenía un piso en el que vivió con su pareja y padre de su única hija hasta que se separaron hace unos dos años. Entonces se fue a vivir con sus padres para que cuidaran de la niña de 9 años mientras ella trabajaba. Cambiaba la montura de sus gafas de colores chillones, y el pelo, rubio, corto y de punta, más largo, y con mechas, relataban.

«Se dedicaba a limpiar el portal y seguía viniendo todas las semanas, momento en que aprovechaba para darle una vuelta a la casa», indicaban. «No puede ser ella la que ha asesinado supuestamente a una anciana; será un error; es encantadora y muy amante de su trabajo», precisaban otros. Aficionada a la música, siempre estaba con los cascos puestos cuando hacía las faenas en el edificio en el que residió. «Yo no me lo puedo creer, es imposible».

Beatriz llevaba 13 años trabajando en ese centro sanitario; antes estuvo en residencias de ancianos tras pasar por la Ciudad Sanitaria de La Paz. «Si ha sido ella algo le debió ocurrir para actuar así».