Dos combinados en la barra de un local nocturno
Dos combinados en la barra de un local nocturno - ABC.ES

Desalojan una discoteca repleta de menores que ofertaba quince copas por quince euros

La Policía Municipal acudió al local, que superaba el aforo y dejaba fumar, ante la cantidad de público agolpado en la calle para entrar

MadridActualizado:

Menores, exceso de aforo, de humo de tabaco y de alcohol. Y todo ello, en una céntrica discoteca situada en la calle de Cea Bermúdez del distrito de Chamberí. Al local no le faltaba de nada, hasta el punto de que la Policía Municipal, que acudió hasta el lugar la madrugada del lunes al martes, festividad de la Constitución, lo desalojó.

Para colmo, ofertaba quince copas por quince euros, una forma de atraer al público adolescente y con menor poder adquisitivo, y fomentar la ingesta masiva de alcohol.

De hecho, los agentes tuvieron que atender a una de las menores por una grave intoxicación etílica y requerir luego los servicios del Samur.

Como etílico mortal

En el establecimiento, con un aforo máximo de 300 personas, había 449, 149 más de lo permitido. Cuando llegaron los agentes, alertados por la cantidad de público que se agolpaba a las puertas del local esperando entrar, se encontraron con que del total de asistentes, 112 no llegaban a los 18 años y que la copa se servía a un euro.

En la inspección que realizaron comprobaron que era difícil moverse y desplazarse por el interior, dada la cantidad de gente que había a la que aún los encargados pretendían que accedieran más aún, con el consiguiente riesgo para sus vidas. Ante el peligro, los agentes procedieron a desalojar el recinto. Además, la sala estaba llena de humo, dado que, al parecer, la ley que impide fumar en el interior de los locales públicos la vulneraban.

Ante estos hechos, la Policía Municipal levantó acta por exceso de aforo y venta de alcohol a menores y por incumplir la normativa antitabaco. Ahora, la discoteca se enfrenta a la apertura de un expediente que puede llevar aparejada una cuantiosa multa y hasta el cierre.

El pasado 1 de noviembre una niña de 12 años murió tras sufrir un coma etílico en San Martín de la Vega en un botellón; el día 23, a otra de 13, le ocurrió lo mismo en Leganés. Esta sobrevivió.