Vista aérea de las obras en el número 75 del Paseo de la Habana
Vista aérea de las obras en el número 75 del Paseo de la Habana - MAYA BALANYÁ

Derriban la histórica sede de TVE en el Paseo de la Habana para construir viviendas de lujo

Aunque la demolición arrancó hace días, las obras durarán dos años. El precio de venta de los nuevos pisos será de los más elevados de la zona

MADRIDActualizado:

En el corazón de una de las zonas más exclusivas de la capital, un amasijo de escombros deja a la vista el esqueleto de gran parte de la primera sede de Televisión Española (ahora, RTVE). Ubicado en el número 75 del Paseo de la Habana (Chamartín), el histórico edificio se despide del paisaje urbanístico para dar paso a un nuevo bloque de viviendas de lujo, cuyo precio de venta pasará a ser uno de los más elevados de la zona. Debido a la cercanía con los inmuebles colindantes, los operarios ya trabajan en una demolición calculada al detalle, que constará de dos fases muy diferenciadas.

La primera y actual se prolongará hasta mediados de la semana que viene. Según ha podido saber ABC, el objetivo es acceder con las máquinas a la parte posterior del edificio para efectuar un micropilotaje e introducir unas estructuras de hierro, hasta 16 metros bajo tierra, que apuntalarán el derrumbe posterior sin afectar al resto de inmuebles residenciales. Esta operación, catalogada como la más compleja, se extenderá al menos por espacio de un año. Así, la construcción de las nuevas viviendas no arrancará hasta pasado el verano de 2018. El plazo total de ejecución de la obra está estimado en torno a los 24 meses.

La promotora Martell Investments, propiedad de la familia asturiana Masaveu -una de las grandes fortunas del país-, adquirió hace dos años la antigua sede, de tres plantas y una más semisótano, tras desembolsar en subasta pública 10,8 millones de euros. Una cifra que supuso algo más de un 60 por ciento de incremento sobre el tipo de licitación, fijado por la Sociedad Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio (Segipsa) -dependiente del Ministerio de Hacienda- en 6,7 millones de euros. Por ahora, la firma ha declinado realizar declaraciones; si bien, planean en un plazo aproximado de tres semanas exponer las singularidades del proyecto.

Carácter residencial

No obstante, fuentes del sector señalan que alrededor de una decena de apartamentos de lujo, de más de 200 metros cuadrados cada uno, darán vida a los cerca de 2.300 metros cuadrados de superficie edificable. El precio de venta superará de largo los 6.000 o incluso 7.000 euros al metro cuadrado que imperan en la zona en promociones de obra nueva de similares características. El proyecto correrá a cargo del prestigioso estudio Bueso-Inchausti & Rein Arquitectos, con una dilatada experiencia en trabajos similares, varios de ellos, levantados en el propio paseo de la Habana.

Aunque la antigua sede de TVE posee un claro uso dotacional, la superficie está clasificada como suelo urbano de carácter residencial, hecho que acrecienta el interés de los compradores, dada la falta de vivienda a estrenar en el centro de la capital. Además, el exclusivo enclave dentro de Chamartín, disparará el valor de los apartamentos hasta el punto de triplicar con creces el precio medio registrado en el distrito. Según el índice Tinsa IMIE, que analiza la evolución de la vivienda en el mercado español, entre el tercer trimestre de 2015 y el segundo trimestre de 2017, el coste medio ha pasado de 3.220 a 3.663 euros al metro cuadrado. Un incremento del 13,7 por ciento que contribuye, más si cabe, al alza en la tasación.

Pese a estos abultados registros, los expertos consultados justifican con relativa normalidad las cifras en cuanto las promociones de lujo son una de las señas de identidad del entorno. En la calle Herreros de Tejada, 20, a cien metros del la vetusta sede, el grupo inmobiliario Barba, asociado al fondo norteamericano Invesco, oferta viviendas de uno a cuatro dormitorios a partir de 6.400 euros el metro cuadrado. El bloque de obra nueva consta de 30 apartamentos de los cuáles solo quedan ya tres disponibles. «Los empezamos a vender en abril y prácticamente han volado», confirman. Prueba de los excelsos estándares de calidad manejados en este tipo de proyectos, esta urbanización, con control de acceso y espaciosas zonas comunes, contará con gimnasio, sala de comunidad, zona de recreo infantil, zona de relax sombreada y una imponente piscina skyline con vistas al corazón financiero de Madrid.

Nace la televisión

A diez minutos a pie del estadio Santiago Bernabéu, el chalé del Paseo de la Habana, 75, se convertía el 28 de octubre de 1956 en la primera sede de emisión de la televisión en España. El abanico de aquellas difusiones, con una señal de muy bajo alcance, no era muy extenso. La programación, enfocada al entretenimiento de los telespectadores, estaba relacionada con la música, el humor o los bailes regionales. También tenían cabida diversos documentales del NO-DO o espacios dedicados a los niños. Un año después del estreno, los informativos llegaron a la pequeña pantalla con Blanca Suárez, Matías Prats o Jesús Álvarez como primeros rostros conocidos.

Fachada con el rótulo de TVE de su primera sede
Fachada con el rótulo de TVE de su primera sede- ARCHIVO ABC

La rápida popularización de la televisión -en apenas un año ya había llegado a 30.000 hogares-, provocó que en poco más de una década de vida la primera sede de TVE quedara obsoleta. La inauguración en 1964 de los estudios de Prado del Rey -sede actual de todas las áreas de televisión, excepto la de los servicios informativos que se encuentra en Torrespaña, donde se levanta el popular Pirulí- aceleró el proceso. Ese mismo año, se trasladó la producción de los programas de variedades y dramáticos y, solo tres años más tarde hizo lo propio el equipo de los telediarios.

Medio siglo después del inicio del fin de su actividad, las máquinas de demolición entierran definitivamente el origen de la televisión en España.