Una camarera de la Oktoberfest en una imagen de archivo
Una camarera de la Oktoberfest en una imagen de archivo - ABC

La cuarta edición de la Oktoberfest llegará el 5 de octubre al WiZink Center

La fiesta de germana, que ya ha vendido más de 3.000 entradas, sustituirá su cerveza habitual por la König Ludwing

MADRIDActualizado:

El Oktoberfest, la festividad más popular de la cerveza, arrancará el próximo día 5 de octubre su cuarta edición en la ciudad y tendrá como sede el WiZink Center hasta el 7 del mismo mes. Hasta el día de hoy, la fiesta de la cerveza ha vendido más de 3.000 entradas y, desde la organización, se espera un lleno total en el que más de 25.000 personas pasen a lo algo de los tres días que dura el evento.

La tradicional celebración germana mantendrá las costumbres habituales intentando asemejarse lo mayor posible a las Oktoberfest de Múnich y contará con música en vivo para amenizar la velada y una oferta gastronómica con platos representativos de Baviera.

Para la celebración, el WiZink Center modificará sus cerca de 4.500 metros cuadrados de pista en una colosal sala con casi 400 mesas, y un escenario central para la ambientación musical. Con el objetivo de hacer la experiencia lo más completa posible, la Oktoberfest 2017 incluirá algunas de las mejores cervezas alemanas como la König Ludwing y Warsteiner, la cerveza belga Grimbergen y, como novedad, varias cervezas artesanales de Mahou San Miguel.

Manuel Saucedo, director del WiZink Center, explicó ayer en la presentación de la festividad a los medios que, como principal novedad de esta edición, se sustituirá la cerveza servida habitualmente «por la original y fundadora del Oktoberfest de Munich en 1810, la König Ludwig». Esta ha sido galardonada en varias ocasiones como la mejor cerveza de trigo del mundo en los World Beer Awards. Según Saucedo, esta modificación supone «un cambio de nivel, que nos permitirá contar con más de 16 variedades de cerveza».

Por su parte, el representante de Mahou San Miguel, Juan José de Madariaga, aseguró que mantienen el compromiso de apoyar la divulgación de la cultura cervecera juntando comida, cerveza y responsabilidad a partes iguales. Junta a esto, se buscará alcanzar una buena calidad gastronómica. Según Manuel Moreno, director de la división de catering Mallorca (la encargada del evento), la comida servirá para trasladas a Munich a los asistentes «a base de las mejores variedades de salchichas alemanas, codillo, pretzel y entrantes bávaros de la mejor calidad».

La organización permite la posibilidad de realizar una reserva previa de mesa. Además, se podrá escoger mesa para 4 u 8 amigos, con cerveza y combo de comida o sólo con bebida; además de entradas individuales o en zona VIP. De esta manera, se garantizará la entrada en las instalaciones y la posibilidad de disfrutar con la cerveza y la comida propias del sur de Alemania.