Madrid

Crimen de la degollada de Parla: la Policía investiga el entorno más cercano de la víctima

La mujer, de 54 años, fue hallada muerta en la cama de su vivienda. Se descarta la hipótesis de la violencia de género

Un coche de la Policía Nacional, frente al edificio en el que vivía la víctima
Un coche de la Policía Nacional, frente al edificio en el que vivía la víctima - ISABEL PERMUY

La Policía Nacional investiga la muerte en extrañas y violentas circunstancias de una vecina de Parla, María Isabel Castrejón Bermejo, española de 54 años. La mujer fue hallada en su casa, en un gran charco de sangre, con un profundo corte en el cuello. Fuentes de la investigación indicaron a ABC que, en principio, se descarta la violencia de género como trasfondo del caso, así como el robo. Pero no levantan sus sospechas del entorno más cercano de la finada.

Fue en torno a las 13.30 horas cuando el 112 recibió la primera llamada de aviso. Se trataba del anciano padre de la víctima. El hombre había echado de menos a su hija, con la que no hablaba desde la noche anterior, y se había acercado a su casa, a ver qué ocurría. Allí, en el 1ºD de la calle de la calle de María Cristina, yacía degollada, sobre su cama. Llevaba décadas residiendo en el piso. «¡Socorro! ¡Auxilio!», gritaba. Fueron los vecinos quienes, al enterarse de lo sucedido, volvieron a llamar a emergencias y facilitaron la dirección, aunque no especificaron el alcance del suceso.

Hasta el lugar se trasladaron los sanitarios del Summa, que, ante la evidencia de la principal lesión, no pudieron más que certificar el óbito. Tras comprobar que no tenía pulso, no manipularon el cadáver, para evitar desbaratar la investigación policial, precisaron fuentes de Emergencias 112 Comunidad de Madrid.

Fuentes del caso añadieron que María Isabel también presentaba lesiones de defensa en sus manos. El salón y las habitaciones estaban revueltos. Tanto las ventanas como la puerta de acceso a la vivienda no habían sido forzados, al menos aparentemente. La Policía científica tomó muestras del domicilio. Los agentes del Grupo V de Homicidios se entrevistaron ayer por la tarde con la única hija, de 22 años, que vivía esporádicamente con su madre; de hecho dormía casi siempre fuera de la vivienda.

Toda la actualidad en portada

comentarios