Carlos Izquierdo (izq.), junto al portavoz de Gobierno Ángel Garrido
Carlos Izquierdo (izq.), junto al portavoz de Gobierno Ángel Garrido - ISABEL PERMUY

El consejero de Asuntos Sociales, reprobado por el pleno regional

PSOE, Ciudadanos y Podemos critican su «nefasta» gestión, mientras el PP le defiende y cree que la oposición sólo busca «réditos políticos»

MADRIDActualizado:

Una amplia mayoría del Parlamento regional -78 votos a favor, frente a los 48 del PP en contra- apoyaron ayer la reprobación del consejero de Familia y Asuntos Sociales, Carlos Izquierdo. Es el segundo consejero de Cifuentes a quien la oposición se une para reprobar; el primero fue el extitular de Sanidad Jesús Sánchez Martos.

La propuesta fue planteada por el grupo parlamentario de Podemos. Su diputado Raúl Camargo fue el encargado de defenderla, en una durísima intervención en la que recordó los años en que Izquierdo fue tesorero del PP de Madrid y señalando ésta como una de «las pocas explicaciones que encuentro a que siga siendo consejero».

Alberto Reyero, diputado de Ciudadanos, criticó su gestión, que calificó de «nefasta en las residencias de mayores». Y Josefa Navarro (PSOE) destacó que «no se ha hecho nada para evitar la saturación y la ralentización de los servicios sociales».

Ana Camins fue la diputada popular encargada de la defensa pública de Izquierdo, de quien destacó su larga trayectoria de servicio público. Con todos los consejeros apoyándole desde sus escaños, Izquierdo escuchó a Camins acusando a la oposición de reprobarle sólo para «desgastar al Gobierno» y «obtener rédito político».