Madrid

Los concejales de Carmena quieren dar subvenciones «a dedo» sin el control de la alcaldesa

Ahora Madrid quiere evitar, modificando la ordenanza, que las ayudas nominativas tengan que pasar el filtro de la Junta de Gobierno, como ocurre ahora

Carmena con Murgui, concejal de Coordinación Territorial y Asociaciones, en una imagen de archivo
Carmena con Murgui, concejal de Coordinación Territorial y Asociaciones, en una imagen de archivo - MAYA BALANYÀ

Los concejales de Ahora Madrid, tanto los que dirigen un área como, especialmente, los que encabezan un distrito, podrán dar subvenciones nominativas -conocidas como ayudas «a dedo»- a las asociaciones que se las soliciten sin rendir cuentas ante la Junta de Gobierno, como se hace actualmente. Esto se debe a que el equipo de Gobierno va a proponer en la comisión de Transparencia de mañana la modificación de la ordenanza municipal en la que se establecen los criterios para dar dinero público a asociaciones.

En el proyecto de Ahora Madrid para la modificación de la ordenanza actual, al que ha tenido acceso ABC, se incluyen cambios en cuatro aspectos. Además de obviar la aprobación previa de la Junta de Gobierno cuando los concejales otorguen subvenciones «a dedo», el Gobierno propone eliminar en algunos supuestos la comisión técnica que evalúa las peticiones recibidas en concurrencia competitiva. En otros casos, Ahora Madrid persigue relajar el régimen de justificaciones y añade dos nuevos capítulos a la ordenanza vigente relativos a destinar fondos públicos a partidas como la inclusión de la cooperación público-social (un cajón de sastre en el que cabe prácticamente todo) y la internacional. Todo ello con la excusa de facilitar los trámites burocráticos.

Menos garantías

Como explica la concejal del PP Ana Román, el «regate» a la Junta de Gobierno de los ediles de Ahora Madrid con su modificación de la ordenanza deja en manos del concejal de turno la justificación de por qué se otorga una subvención a una u otra asociación. «Con la ordenanza actual, el proceso de subvenciones nominativas tiene la garantía de pasar por Junta de Gobierno, ya que todo lo que va allí tiene que ser informado previamente por las secretarías técnicas», subraya Román. Apunta que este cambio –debido a la reescritura del apartado 3 del artículo 30, donde directamente se suprime el párrafo de la Junta de Gobierno– no sigue el espíritu de «evitar la discreccionalidad» a la hora de repartir el dinero público.

«Es un traje a su medida»
Ahora Madrid pretende, igualmente, eliminar la comisión de valoración que evalúa los proyectos presentados a concursos públicos cuando el montante de la subvención pueda cubrir lo solicitado por las diferentes candidaturas o cuando no se establezca un orden de prelación más allá de la fecha de presentación de la solicitud. «Si querían haber simplificado los trámites administrativos, podrían haber hecho una reforma más profunda o haber modificado otros aspectos más sensibles en esta materia. Es un traje a su medida», califica Román, quien considera que el cambio de la ordenanza que se debatirá en la comisión y, previsiblemente, en el próximo pleno responde a un interés electoralista por parte de varios concejales de la polarizada corporación que dirige Carmena.

«Están en campaña», sugiere la concejal popular, quien vaticina que habrá ediles de Ahora Madrid que, por medio de las subvenciones, buscarán captar votos o fidelizar a aquellos colectivos que les ayudaron en la última campaña. «Esto puede convertirse en un reino de taifas», ironiza la edil en la línea de que, si prospera la modificación, cada concejal podrá dar subvenciones públicas casi a su placer en su distrito correspondiente.

Y todo esto en un contexto en el que las subvenciones a entidades sin ánimo de lucro -como pueden ser las entidades vecinales, por ejemplo- se han disparado más de un 200% en los últimos dos años. En este periodo concreto se ha pasado de los 18 millones presupuestados en el año 2015 a los 61 consignados para este ejercicio.

Toda la actualidad en portada

comentarios