El Comisionado de la Memoria Histórica propone poner placas a 32 personas o colectivos en Madrid

Ha acordodo ampliar el catálogo de lugares destacados el pasado enero, incorporando la antigua cárcel de San Antón

abc_madridActualizado:

El tercer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Mauricio Valiente, dará cuenta mañana al Pleno municipal de un informe del Comisionado de la Memoria Histórica, correspondiente al periodo de mayo pasado a la actualidad. Entre otros aspectos, en este informe se da cuenta de la reunión celebrada el pasado 21 de noviembre en la que el Comisionado aprobó una propuesta para el reconocimiento público a 32 personajes, colectivos e instituciones significados en la ciudad de Madrid por razones de memoria histórica.

El Comisionado, presidido por Francisca Sauquillo, entiende que la forma adecuada para dicho reconocimiento es el espacio público y, dentro de él, aquellos lugares conectados con los homenajeados. Y a tal fin sugiere que en ellos se coloquen unas placas cuyo diseño sea específico y singular de memoria histórica, aunque mantenga criterios de homogeneidad estética con otros tipos de placas que coloque el Ayuntamiento de Madrid.

El contenido de las placas se compondrá del nombre de la persona, colectivo o institución reconocida, un texto sucinto que recoja las razones del homenaje y los logos correspondientes a la entidad municipal, avanza hoy El País. El Comisionado propone que, llegado el momento de la ejecución de esta propuesta, sea este órgano quien elabore el borrador del texto que haya de constar en cada placa.

El Comisionado, órgano colegiado de asesoramiento de las actuaciones municipales de cumplimiento de la ley de Memoria Histórica, entiende que reúnen merecimientos suficientes para ser reconocidas las siguientes personas y colectivos:

Arturo Ruiz. Estudiante que fue asesinado en un atentado el 23 de enero de 1977, cuando participaba en Madrid en una manifestación a favor de la amnistía.

Doctor Norman Bethune. Cirujano canadiense (1890 -1939), con un hondo compromiso social. Llegó al Madrid el 3 de noviembre de 1936, a fin de poner sus conocimientos al servicio de la causa republicana. Fundó el Servicio Canadiense de Transfusión de Sangre.

Lázaro Cárdenas. Presidente de México entre 1934 y 1940.

Andrés Saborit. Tipógrafo, periodista y una figura relevante del socialismo madrileño. Concejal en el Ayuntamiento de Madrid entre 1920 y 1923.

Fernando de los Ríos. Político socialista y catedrático de universidad. Ministro de Justicia, de Instrucción Pública y Bellas Artes, y de Estado en sucesivos gobiernos republicanos, entre 1931 y 1933.

Luis Jiménez de Asúa. Fue profesor de Derecho Penal en la Facultad de Derecho de la Universidad Central de Madrid, autor de los estudios más importantes sobre el Derecho Penal. Embajador de España en Praga desde 1936 hasta 1939.

Vicente Rojo. Siendo comandante, en julio de 1936 se opuso al golpe de Estado contra la República. A finales de octubre se convirtió en jefe del Estado Mayor de Miaja.

José Miaja. Militar africanista. El Gobierno de la República le nombró jefe de la Junta de Defensa de Madrid. Esta acción fue un éxito, pues la capital sería la última de las ciudades españolas en las que entraron los sublevados.

Julián Grimau. Miembro del Partido Comunista de España desde 1936, ingresó en los cuerpos de seguridad de la República como jefe de la Brigada de Investigación Criminal.

Alfonso Ponce de León. Pintor vanguardista. El 20 de septiembre de 1936 fue detenido por milicianos republicanos y trasladado a la checa de Fomento.

Entre los colectivos a homenajear está el de periodistas, el de los corresponsales de guerra, el de los humoristas en la guerra y la dictadura, los represaliados de la dictadura franquista por su orientación sexual y la Alianza de Intelectuales Antifascistas

Además proponen una placa específica espacios la cárcel de Carabanchel, el Tribunal de Represión de la Masonería y el Comunismo, la Embajada de Chile, la de Noruega, la Fundación Gota de Leche –una institución municipal benéfica fundada en España en 1904 para combatir la alta mortalidad infantil–. El Comisionado también quiere dedicar un especial recuerdo a los Hospitales de Sangre, hospitales de campaña o militares que tiene una funcionalidad provisional y que suelen situarse en la retaguardia: el de Jornaleros u Hospital Obrero; el de Carabineros; el del Hotel Palace y el del Ritz. Asimismo tendrán placa la Iglesia El Carmen y San Luis, incendiada en Marzo 1936.

Asimismo los colegios públicos José Calvo Sotelo; el de Isabel la Católica, inaugurado en 1933 con el nombre de «Grupo escolar Pablo Iglesias»; el Instituto de Enseñanza Superior Jaime Vera; el colegio público Padre Poveda; el de Nuestra Señora de la Almudena; el de Rufino Blanco; el de la Ermita del Santo, inaugurado en 1933 con el nombre de «Grupo escolar Tirso de Molina»; el Centro Cultural San José de Calasanz, colegio inaugurado en 1933 con el nombre de «Grupo escolar Rosario Acuña».

En el informe de actividades del Comisionado de la Memoria Histórica, del que dará cuenta el tercer teniente de alcalde Mauricio Valiente, se hace referencia a la reunión celebrada el 25 de octubre pasado en la que aprobó el siguiente acuerdo: «Valorando las propuestas de Pedro Muñoz Seca y otro más, vinculados a la cárcel de San Antón, donde fueron asesinadas varias decenas de personas, entre ellas numerosos religiosos, se acuerda ampliar el catálogo de lugares de memoria aprobado en el mes de enero, incorporando la mencionada cárcel y proponiendo la colocación de una placa que mencione a los personajes notorios que fueron asesinados en la misma y con una referencia especial a la persecución religiosa habida en la época».