Màxim Huerta, exministro de Cultura, y Cristina Cifuentes, expresidenta de la Comunidad
Màxim Huerta, exministro de Cultura, y Cristina Cifuentes, expresidenta de la Comunidad - ABC

Cifuentes tacha de «hipócritas» a los que callan ahora por el escándalo de Màxim Huerta

La expresidenta de la Comunidad, tras su polémica por el «Mastergate», calificó de «doble vara de medir» la actitud que se ha tenido con el ministro de Cultura y Deportes antes de que presentase su dimisión

MADRIDActualizado:

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha cargado en redes sociales contra la «hipocresía en grado superlativo y la doble vara de medir» en una clara alusión a la polémica del ya extitular del Ministerio de Cultura, Màxim Huerta, tras conocerse que defraudó a Hacienda.

«Feliz miércoles a todos. También a quienes en España aplican la #Hipocresía en grado superlativo y la doble vara de medir... y a los que callan», expone Cifuentes en su cuenta personal en Twitter con un mensaje que termina con la etiqueta «#Hacienda».

Ayer se conoció que dos sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) condenaron al exministro de Cultura al pago de más de 200.000 euros por fraude fiscal en los años 2006, 2007 y 2008. Motivo por el que presentó su dimisión, alegando «amar la cultura» y ser «el blanco de las críticas por haber trabajado en un medio que todos ven y todos demonizan».

La presidenta de la Comunidad de Madrid dimitió en abril de este año tras la polémica suscitada por las presuntas irregularidades en un máster que cursó en 2012 en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y tras difundirse un vídeo en el que aparecía presuntamente robando dos cremas faciales en un centro comercial.

Quejas políticas

Los excompañeros de partido de Cifuentes se unieron también a las quejas de la expresidenta regional. El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, insinuó, antes de la renuncia del escritor, que Huerta debería renunciar a su cargo por defraudar a Hacienda y comparó este caso con el de Cifuentes, a la que pidieron su dimisión por cuestiones ajenas a la política y lo hizo.

Para ello aludió a las declaraciones del ministro que menos ha durado en el cargo en la historia de la democracia, en las que se excusaba diciendo que los hechos tuvieron lugar en un escenario ajeno a la política. «Lo ocurrido con Cifuentes fue un escenario ajeno a la política, le pidieron la dimisión y dimitió», dijo el vicepresidente de la Comunidad.

Del mismo modo, la consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo, señaló que los ciudadanos no se merecen un ministro que defraude físicamente a Hacienda.